Respetar a todos y a las personas que no practican tu estilo y/o pertenecen o no a otra federación, es fundamental. No se hace distinción de estilos, federaciones, organizaciones y asociaciones. Nadie es tan perfecto para criticar a los demás. David Vallejo (Director de Budokan Sevilla Dojo)

martes, 16 de septiembre de 2014

Kyokushin Karate: Extreme Fight

KYOKUSHIN KARATE:  EXTREME FIGHT

Patrocinado por la marca Comercial Suiza SOG y avalado por la WIBK (World Independent Budokai) se celebrara en próximo día 20 de Septiembre la final para la obtención del Titulo de CAMPEÓN DE CAMPEONES OPEN de la Primera liga profesional de Karate Kyokushin en su modalidad mas extrema de Combate.
El evento se desarrollara en el famoso teatro DU LEMAN de GINEBRA (Suiza) con capacidad para 2.500 espectadores, que en las dos ediciones anteriores se lleno totalmente.
La confrontación consiste en un Combate de 5 Asaltos con una duración de 2 minutos por asalto y con un intervalo de descanso de 30 segundos entre cada asalto en la modalidad de contacto pleno sin protecciones.
Los contendientes serán el Suizo SACHA DECOSTERD Campeón del peso medio al vencer en la primera edición de la liga al Frances ALEXIS WART en el 4º asalto por 2 Wazaris conseguidos por sendas técnicas de pierna que puso fuera de combate al adversario.
El alumno del Club Yin-Yang DANIEL BARBERO dirigidos por el Shihan Jose Luis Lezkano accedió a la final venciendo en la 2ª edición de la liga al Campeón Alemán ENRIKO ROGGE (Campeón de Europa en diversa modalidades de contacto pleno) con una espectacular técnica de rodilla que impacto en la cabeza del Alemán logrando un fulminante K.O.
La final promete ser de una gran dureza y espectacularidad ya que los dos contendientes son de un alto nivel técnico y de probado espíritu de lucha y superación. El combate será dirigido por el Sensei Iván Pérez como director de arbitraje de la KXF ( Kyokushin Extreme Fight) y los jueces de mesa CRISTOPHER AESCHMAN y ALAIN PITTER.
El duro competidor vasco lleva tres meses preparando esta final con el apoyo de sus compañeros del Club y con ilusión y ganas para traerse a casa el máximo galardón de esta Liga y verse así recompensado de tanto esfuerzo y de los extenuantes entrenos a los que se ha sometido para estar al máximo en esta gran final.
fuente: Ying Yang

viernes, 12 de septiembre de 2014

KRAV MAGA SEVILLA - BUDOKAN SEVILLA - DAVID VALLEJO

Clase de Krav Maga del 10/09/2014 en Budoka Sevilla

En Krav Maga Sevilla, siempre fieles a nuestros principios... sin sudor, sangre y lagrimas no hay KRAV MAGA.

Nuestro Krav Maga NO es sencillo, SI es realista, SI es eficaz, no queremos formar a super hombres, si a personas que sepan defenderse en la calle. 

Seguimos los principios y la filosofía de IMI, y la función para la que fue creado el Krav Maga. No es para competir, es para defenderse de una agresión en la calle, donde no hay reglas y para ser aplicado en situaciones límites realmente peligrosas, donde no quedan otras opciones.

En el Krav Maga, tenemos que saber boxear sin ser un boxeador, tenemos que saber utilizar los codos sin ser un thai boxer, tenemos que saber proyectar sin ser un judoka, y debemos luchar en el suelo como en grappling, debemos de conocer todas las distancias, y estar acostumbrados a trabajar con contacto. Krav Maga significa eso, lucha de contacto.

El Krav Maga es una disciplina que emplea adiestramiento Militar, así lo entendemos en nuestro centro de formación Budokan Sevilla, sede del Krav Maga Sevilla que es impartido por el Instructor David Vallejo (pionero de Krav Maga en Sevilla). Si quieres entrenar con nosotros sólo te pediremos una cosa, COMPROMISO, si no entiendes lo que conlleva este término, mejor que no pierdas tu tiempo y tampoco nos hagas perder el nuestro. Krav Maga Sevilla no mira la paja en el ojo ajeno... allá cada cual, sólo nos preocupamos por la formación de nuestros alumnos con seriedad y profesionalidad.

Gracias por leer estas líneas.

David Vallejo
(Instructor y director de Krav Maga en Budokan Sevilla)

martes, 9 de septiembre de 2014

Principios fundamentales en la aplicación técnica del KARATE


Algunos observadores tratan de relacionar la fuerza notable manifestada por míticos maestros de karate, en algunas demostraciones, con diferentes factores esotéricos. Sin embargo, siguiendo principios científicos, podríamos indicar que se trata de la aplicación efectiva de los movimientos del cuerpo. Para conseguir esta efectividad se necesitan muchos años de aprendizaje, práctica y repetición sin fin. La correcta ejecución de las técnicas de karate se sustenta en la correcta comprensión de una serie de principios físicos y psicológicos. A continuación haremos una exposición de los más importantes.


Debemos tener en cuenta, básicamente, cuatro principios físicos (PF): el primero que se debe conocer es la Fuerza máxima: La fuerza máxima es directamente proporcional al grado de contracción y expansión musculares. Uno de los consejos que el Maestro Masutatsu Oyama daba a sus alumnos era “Cede y muellea”; éste es el principio del muelle: cuanto más se oprime más fuerza ejerce cuando se suelta. Así mismo, la fuerza se acumula en forma de velocidad, y al final del movimiento esta velocidad se convertirá en fuerza de impacto. En otras palabras Fuerza = masa x velocidad.

El segundo PF es la concentración de la fuerza: Una fuerza muy grande será poco efectiva si está dispersa, inversamente poca fuerza perfectamente concentrada puede ser muy efectiva. Cuanto mayor número de músculos se pongan en marcha mayor será la concentración de la fuerza conseguida, siempre que estos músculos se coordinen correctamente evitando que actúen los músculos antagónicos que generarán fuerza en el sentido opuesto. Es muy importante que el esfuerzo muscular se realice en el orden apropiado, los músculos de la región abdominal son poderosos pero lentos, mientras que las extremidades son rápidas pero débiles, primero se deberán poner en marcha los músculos del abdomen y caderas para transferir esta fuerza al punto de impacto.

El siguiente PF es la utilización de la fuerza de reacción: la tercera ley de Newton indica que en toda acción hay una reacción opuesta y de igual intensidad. Este principio es de gran aplicación en las técnicas de karate, por ejemplo al realizar un Oi-tsuki en zenkutzu-dachi; el pie retrasado ejerce una fuerza contra el suelo y la fuerza de reacción es transmitida a través del cuerpo y se añade a la fuerza del golpe.

El control de la respiración es uno de los PF más importantes que se deben tener en cuenta. La espiración ayuda a la contracción muscular mientras que la inhalación tiende a relajarlos. Otro consejo de Masutatsu Oyama: “El karateka ataca al exhalar. El hombre es vulnerable cuando inhala. Deje de dominar el control de la respiración y no podrá hacer nada en karate, excepto, tal vez algunos trucos hábiles”. Enumeraremos tres principios psicológicos (PP) que deberemos conocer, ya que el karate involucra el contacto directo entre dos o más personas, los factores psicológicos representan un factor muy importante:

Mizu no kokoro (Mente como agua), esta expresión es uno de los pilares de las enseñanzas de los antiguos maestros de karate. Se debe tener la mente tranquila como la superficie del agua. El agua serena refleja fielmente la imagen de todos los objetos que están al alcance de su campo de visión, el agua perturbada refleja las imágenes distorsionadas. Análogamente si mantenemos la mente como agua serena seremos capaces de comprender los movimientos del oponente rápida y correctamente.

Tsuki no kokoro (Mente como la luna), es necesario estar consciente constantemente de la totalidad del oponente y sus movimientos así como los rayos de la luna brillan por igual sobre todo lo que está dentro de su campo. Las nubes son comparables con los nervios o las distracciones.

Unidad de mente y voluntad, aún cuando seamos conscientes de los movimientos del compañero si no se tiene la voluntad de actuar no se conseguirá ninguna técnica efectiva. Si hacemos un símil con un teléfono, la voluntad es como la corriente eléctrica; no importa el nivel de sensibilidad del timbre si no hay corriente eléctrica el teléfono no sonará. Por último analizaremos los principios físico-psicológicos combinados que intervienen en la correcta ejecución del karate: kime (focalización), corresponde a la concentración de toda la energía, física y mental, del cuerpo durante un instante en un punto determinado. Sin la correcta aplicación del kime el karate puede convertirse en una forma de danza. Una técnica será ineficaz y se convertirá en un esfuerzo desperdiciado. Para analizar este concepto desgranaremos un Oi-Tsuki (golpe punzante) en zenkutzu-dachi (posición avanzada). El puño se lanza desde el costado al mismo tiempo que se enfoca la cadera en dirección al impacto, con intención de transmitir la fuerza de las caderas y tronco hacia el puño, aumentando equilibradamente su velocidad y potencia. Exhalando en el momento del impacto coexistiendo con una actitud mental de concentración de toda la fuerza física. Al aproximarse el puño al objetivo se incrementa su velocidad al máximo y en el instante del impacto se tensan todos los músculos del cuerpo. Como resultado la velocidad se transforma en potencia y la fuerza de todo el cuerpo se concentra durante un momento en el puño.

Hen-o (Respuesta), tal como hemos indicado antes, los fundamentos del karate se basan en la correcta compresión de los actos y movimientos del compañero y la adopción de las técnicas apropiadas en su respuesta, siendo estas dos fases simultáneas y reflejas. Esta característica la potencia la confianza del practicante en sí mismo, sabedor de que su cuerpo dirigido por su mente no tiene que pensar, sólo tiene que ‘hacer’, y realizará el movimiento correcto.

Pedro Hidalgo
Seimar Dojo
www.seimardojo.com
seimardojo@yahoo.es
Fotos: Pedro Justicia

domingo, 7 de septiembre de 2014

XXI El Guerrero pierde la Senda

En la espesura del bosque, mi mano se extiende temblorosa.
Una rana me observa.
¿Dónde estás? Ni tú mismo lo sabes. Venías bastante bien. Pero algo ocurrió en el camino y ahora estás extraviado. O te faltó fuerza o te faltó sabiduría. Y ahora estás extraviado. ¿Volverás? Antes de retornar al origen debes preguntarte por qué es necesario hacerlo. Tal vez es allí donde querías llegar y no te habías percatado de ello. O tal vez te convenga más seguir avanzando y dejar tu hogar atrás.
Pero si deseas retomar la senda, debes desandar tus pasos.
Piensa bien. ¿A dónde querías llegar?
¿Qué montaña estabas subiendo? Tú lo tienes claro, o al menos alguna vez lo tuviste. Recuerda ese momento de luz y reemprende el camino. Probablemente, debas retornar al origen antes de seguir. No te pierdas de nuevo.
Puedes no encontrar siquiera una amiga de ojos grandes.
fuente: El Oráculo del Guerrero

domingo, 31 de agosto de 2014

Técnicas de Bokken

El Bokken, la espada de madera, un arma humilde pero terriblemente eficaz, es usado en Iaido, Kenjutsu y Aikido, entre otras artes marciales. El fundador y maestro del Aikido, Morihei Ueshiba, trabajaba con el sable de madera como si de una Katana se tratase, imprimiendo toda su energía dentro del sable, esto es, proyectando el propio cuerpo y espíritu en el interior de este.

El Bokken debe ser practicado siempre con ese sentimiento. Ya que indudablemente puede segar la vida de una persona, hay que dedicar una atención exquisita al desarrollo de sus técnicas, tanto a las de bokken contra bokken, como a las de bokken contra manos vacías.

En el desarrollo de algunas técnicas de Aikido se dice que los brazos son como una katana, que es capaz de cortar al adversario con un simple movimiento.

El trabajo de bokken comienza por saber coger el arma: la mano izquierda se sitúa justo en el borde de la empuñadura, algunos maestros incluso aconsejan que la mitad del dedo pequeño (meñique), esté por fuera del bokken, la mano derecha se sitúa en el extremo opuesto de la empuñadura, de forma que entre mano y mano haya un espacio vacío. La mano izquierda aplica solidez, fuerza, firmeza; nos aporta la compasión. La mano derecha es la que dirige al bokken, lo guía y lo orienta; nos aporta la sabiduría.

Los antiguos samuráis sabían distinguir a los grandes maestros por la forma y el sentimiento con que agarraban su sable. Esta actitud espiritual implica una gran conciencia de lo que supone desenvainar un sable, y se despreciaba a los samuráis que desenfundaran sin necesidad.
"La verdadera vía de las armas consiste, no solamente en neutralizar al enemigo, sino en dirigirlo de tal forma que abandone voluntariamente su espíritu hostil"
Morihei Ueshiba.
fuente: Centro Aikido Cartagena

jueves, 28 de agosto de 2014

Principios del Bushido fundamentales en el Karate

La ética del Karate-Do posee principios fundamentales que conforman al código del Bushido, y estos son:

· La Rectitud: Ser capaz de tomar una decisión sin vacilar. Ser justo y objetivo en toda circunstancia.
· El Coraje: afrontar el reto de tomar decisiones.
· La Bondad: ser magnánimo, paciente y tolerante.
· La Cortesía: el respeto y las buenas maneras del comportamiento.
· El Desprendimiento: actuar desinteresadamente, sin egoísmos y generosamente.
· La Sinceridad: decir siempre la verdad, defender ésta y ser fiel a la palabra dada.
· El Honor: aprecio y defensa de la dignidad propia.
· La Modestia: no ser soberbio ni vanidoso.
· La Lealtad: no traicionar a nadie, ni a uno mismo, ser fiel a las propias convicciones.
· El Autodominio: tener control sobre los actos, emociones y palabras.
· La Amistad: entregarse en un todo, saber compartir y ayudar.
· La Integridad: tratar a todos por igual, defender la verdad y ser fiel a los compromisos.
· Generosidad: dar sin pedir nada a cambio.
· Imparcialidad: emitir juicios de acuerdo a la verdad.
· Paciencia: es tolerar lo intolerable.
· Serenidad: control de los impulsos ante conflictos y dificultades.
· Autoconfianza: creer en uno mismo. 
Osu!!

domingo, 24 de agosto de 2014

ANDY HUG (14 años sin él...)

Andreas "Andy" Hug (7 de septiembre de 1964 - 24 de agosto de 2000) fue un karate-ka Kyokushinkai Seidokaikan y kickboxer suizo.

FICHA

  • Nombre: Andreas Hug 
  • Nacimiento: 7 de septiembre de 1964 - Wohlen, Suiza
  • Defunción: 24 de agosto de 2000 - Bunkyo, Tokio, Japón
  • Apodo: Tetsujin, Tifón, Samurai de ojos azules, Mr. K-1 
  • Estilo: Karate Kyokushinkai, Seidokaikan, Kickboxing
  • Equipo: Team Andy 
  • Peso: 98 kg 
  • Estatura: 1,80 m 
  • Nacionalidad: Suiza 
  • Estadísticas: Total 48 
  • Victorias 38 
  • Por nocaut 22 
  • Derrotas 9 
  • Empates 1 
En 1996 fue campeón del K-1 World Grand Prix y subcampeón en 1997 y 1998. Era reconocido por la efectividad de su estilizado pateo de karate. Durante su carrera derrotó a peleadores como Jérôme Le Banner, Ernesto Hoost, Musashi, Peter Aerts, Ray Sefo y Mirko "Cro Cop".

Biografía

Primeros años

Su padre Arthur era un soldado perteneciente a la legión extranjera que murió en cumplimiento de su deber en Tailandia en circunstancias extrañas sin haber visto a su hijo. Rara vez vio a su madre Madelaine Hug-Baumann, y creció con sus abuelos junto a sus hermanos Fabienne y Charly en Wohlen. A los once años comenzó a practicar karate estilo kyokushinkai, a los trece destacó como un talento excepcional y ganó muchas competiciones de principiantes.

A los quince años, ganó el torneo mundial "Oyama Cup". A los 17 se hizo fundador adjunto de una nueva escuela de karate en Bremgarten, en Suiza. Para ese momento ya había sido un miembro de élite del equipo nacional de karate kyokushinkai por un año. Debido a que la edad mínima para las peleas de semi-contacto era de veinte años tuvo que presentar una autorización escrita de sus abuelos. Tres años después se había establecido como un luchador único en todo el país con habilidades técnicas y mentales destacadas.

Karate

Tuvo su primer éxito internacional en los campeonatos neerlandeses de karate kyokushinkai. Consiguió dos años después el primer lugar en la copa de Europa en Hungría. Sus ataques no eran a menudo predecibles, empleando sus patadas altas y ambas piernas al mismo tiempo, con técnicas como "Mawashi Geri" (patada circular), "Ushiro Geri" (patada hacia atrás) o sus espectaculares "Uchi Kakato Geri" y "Soto Kakato Geri", que hicieron a su estilo de pelea atractivo y espectacular.

En 1983, tomó parte en el campeonato mundial de karate kyokushinkai. Alrededor de 80 luchadores estaban al comienzo de clase de peso abierto (open). Pudo combatir a su manera completamente y llegó a ser de los 16 finalistas. Asistió a su segundo campeonato mundial en 1987, en la semifinal, derrotó a Akira Masuda y por primera vez en la historia del karate estilo kyokushinkai, un luchador no-japonés, estaba tomando parte en las finales. Andy perdió la pelea frente a Akioshi Matsui por una controvertida decisión a los puntos. En 1988, se había hecho entrenador del equipo nacional suizo, de este modo suministrando sus conocimientos y experiencia para otros competidores.

El quinto campeonato mundial de karate kyokushinkai sin divisiones de peso tuvo lugar en 1991 en el Budokan de Tokio, Japón. En su tercera pelea, se enfrentó con el brasileño Francisco Filho, al final del asalto en la campana Filho dio una patada alta sobre el borde de la cabeza de Andy mandándolo al suelo. El maestro fundador del estilo kyokushinkai Mas Oyama, quien estaba presente confirmó que la técnica era legal, fue después confirmado que la patada de Filho había golpeado a Andy efectivamente después de la campana. Pero había empezado el movimiento antes y Filho fue declarado ganador. El 28 de agosto de 1993 se casó con Ilona en Inwil, al mismo tiempo se cambió de la asociación de karate estilo kyokushinkai al karate estilo seidokan (una nueva variante del estilo kyokushinkai), completando el paso de peleador aficionado a profesional en Japón.

Carrera de K-1


La asociación de karate seidokan, dirigida por Kazuyoshi Ishii, fundó el torneo K-1 en 1993. En 1994 promocionó su primera pelea K-1 en el Hallenstadium en Zúrich, que fue formando un puente para el arte marcial de Japón a Europa. En 1996 en el K-1 Grand Prix, en su segunda pelea coincidió con Ernesto Hoost en semifinales, y después de un asalto adicional, ganó por decisión. En la final, se enfrentó contra Mike Bernardo. Después de sus dos derrotas con Bernardo en 1995 esta vez lo venció por nocaut y fue declarado campeón del K-1 Grand Prix 1996.

Alcanzó las finales del K-1 Grand Prix otra vez en 1998. Tuvo una dura pelea con Sam Greco en las semifinales, no pudiendo prevalecer contra Peter Aerts en la final, quedándose con el segundo lugar. En 1999 año más exitoso para el K-1 desde su comienzo, números récord de espectadores fueron registrados para todos los torneos. En el World Grand Prix en la segunda ronda se encontró con Ernesto Hoost. Tempranamente en el primer asalto, la lesión en la ingle que había mantenido un mes antes se puso aguda. Esta discapacidad era tan grave que no podía emplear sus piernas como estaba acostumbrado a hacer, tuvo que admitir su derrota a los puntos.

En Japón le fue dado el nombre de "Samurái de Ojos Azules", aunque tenía ojos marrones. Era el único luchador de K-1 alguna vez recompensado con un título de Samurái Honorario por el fundador de K-1 Kazuyoshi Ishii. También fue conocido por su patada de hacha y la patada de talón baja girando, apuntando al muslo del adversario, era otra patada típica de él. En Japón, era conocido como "El Tornado Hug" debido a que era rumoreado que ningún otro luchador podía llevarlo a cabo con la misma perfección.

Derrotó a Mirko "Cro-Cop" Filipović en K-1 Fight Night, en el 3 de junio del 2000, en Zurich, Suiza. Su última pelea fue contra Nobu Hayashi en el 7 de julio.

Muerte


Hug fue diagnosticado con leucemia aguda el 17 de agosto de 2000. El 23 de agosto cayó en coma y su enfermedad se hizo pública. Sólo 22 horas después, Hug murió por dificultades para respirar debido a una insuficiencia orgánica múltiple. Tenía 35 años y dejó a su esposa e hijo. Su cuerpo fue incinerado y sus cenizas depositadas en el cementerio del templo Hoshuin en Kyoto, Japón.
Descanse en paz, siempre le recordaremos, gracias por todo Andy, OSU!!
fuente: wikipedia

miércoles, 20 de agosto de 2014

Soy un Karate-ka

Andreas G.B. alumno de Budokan Sevilla Dojo

Soy un Karate-ka ...
Mi vida transcurre en el Dojo.
Mi mundo es diferente al tuyo. 
Mis brazos y piernas son mis armas.
Mi mente es mi campo de batalla.
Mi vida se va gastando a propósito.
Mi día es gastado buscando la perfección.
Lo único que vivo es en el momento de samurai.
Mi defensa es nunca tener que luchar.
Mis habilidades son mis herramientas que me ayudan en la vida.
Mi propósito es transmitir lo que he aprendido.
Mi cinturón es un símbolo de mis esfuerzos.
Mis logros están marcados por el sudor y la sangre.
OSU!!


Dedicado a mi alumno Andreas-San, Osu!!

jueves, 7 de agosto de 2014

XX El Guerrero ama

Es tiempo de amar. Comparte la alegría de la Vida con los que te rodean. Acaricia el lomo arqueado de tu gato. Abraza a tus amigos, a tu hermano. Besa a tus padres, que te regalaron con la vida. Haz el amor a tu mujer. Siente tu corazón desnudo, embriagado por el gozo de la libertad que da el Amor. Siéntelo palpitante, sensible a la vida. Libera los nudos. 
Que tu corazón escuche el susurro del Universo girando lentamente. Abre tus canales de percepción y conéctate con el Altísimo. Junta tus palmas e inclínate.
fuente: El Oráculo del Guerrero 

domingo, 20 de julio de 2014

La envidia frecuente en la humanidad

La envidia es una emoción experimentada por aquel que desea intensamente algo poseído por otr@. La base de la envidia es el afán de poseer y no el deseo de privar de algo al otro, aunque si el objeto en cuestión es el único disponible la privación del otro es una consecuencia necesaria. La envidia es una sensación desagradable que ocasiona conductas desagradables para los demás. Tradicionalmente ha sido considerada uno de los siete pecados capitales.
La envidia ha sido frecuentemente tema literario y ha inspirado mitos como el de Caín y Abel que aparece en el Génesis de la Biblia. Este mito, en realidad, ejemplifica la rivalidad y conflictos históricos entre los sistemas de vida nómadas y sedentarios de pastores y agricultores que se han desarrollado siempre a lo largo de la historia, también entre los pueblos semíticos. El escritor de la generación del 98, Miguel de Unamuno afirmaba que era el rasgo de carácter más propio de los españoles y escribió para ejemplificarlo su novela Abel Sánchez, en que el verdadero protagonista, que significativamente no da título a la obra, ansioso de hacer el bien por la humanidad, sólo recibe desprecio y falta de afecto por ello, mientras que el falso protagonista, que sí da título a la obra, recibe todo tipo de recompensas y afecto por lo que no ha hecho, ya que es el tipo de persona que cae bien a todo el mundo porque no vale para nada y puede ser despreciado en secreto y no nos hace sentir mal a causa de nuestra inferioridad.
Decía el escritor argentino Jorge Luis Borges que..."El tema de la envidia es muy español. Los españoles siempre están pensando en la envidia. Para decir que algo es bueno dicen: "Es envidiable". Y la verdad es que no es sólo un mal español. Es un tema tan antiguo como el hombre. Decía, por ejemplo Epicteto de Frigia , un filósofo latino, hace ya muchos cientos de años que "la envidia es el adversario de los afortunados".
Pero... ¿Que es la envidia? 
Es, sin duda, uno de los problemas emocionales más frecuentes, la envidia suele definirse como la tristeza por el bien ajeno; un sentimiento desagradable que se produce al percibir en otro algo que se desea y que dificulta el desarrollo del que lo sufre y sus relaciones con los demás.
Se mezclan emociones de naturaleza contradictoria, como por ejemplo, el deseo de tener lo que otro tiene, la admiración por lo que otro ha conseguido, el dolor por no tenerlo, la indignación por considerar injusta la diferencia que se observa o la incertidumbre por no entender a qué se deben las diferencias que producen la envidia.
La envidia se produce como consecuencia de dos tendencias que llevan al individuo a desear lo que no tiene y a compararse con los demás.
La naturaleza destructiva de la envidia, que permite diferenciarla de la envidia sana, se refleja en que la primera origina malestar emocional; sentimiento que en lugar de ayudarle a conseguir lo que envidia, se lo dificulta.
El envidioso es incapaz de ponerse en el lugar del envidiado, para poder comprender su situación, o de sentir empatía hacia él. ¿Qué significa sentir empatía hacia alguien? Significa sentir lo que siente el otro. Y es la base de la comprensión y de la solidaridad.
La envidia origina una serie de reacciones negativas que pueden hacer que el envidioso se aísle de los demás o tenga serias dificultades para relacionarse adecuadamente con ellos.
La envidia se produce casi siempre hacia personas muy cercanas (familiares, amigos, vecinos y frecuentemente entre compañeros de trabajo y/o profesión).
Entre los valores más envidiados suelen encontrarse el prestigio, el reconocimiento, el estatus ocupacional, el dinero, el poder o los símbolos y las posesiones materiales.
Para que en lugar de producirse envidia surja admiración, es necesario que las cualidades que se observan en el otro no representen una amenaza para la propia valoración.
En los ambientes en los que existe una fuerte tendencia a evaluar el rendimiento de forma individualista y competitiva hay más riesgo de suscitar envidia.
Cuando estamos enfermos envidiamos a los que rebosan salud, cuando nuestra pareja hace aguas nos fijamos en las que funcionan como el primer día y cuando padecemos problemas económicos envidiamos los que nadan en la abundancia. Y cuando envejecemos a los jóvenes y cuando estamos tristes a los que llevan la sonrisa...todas estas reacciones son fruto de la envidia.
Tenernos tendencia a valorar en los demás aquello que a nosotros nos falta, pero casi nunca nos ponemos a pensar en todo lo que tenemos.
Ser realistas y confeccionar mentalmente un cuadro-diagnóstico certero de nuestra situación puede ayudarnos a no convertirnos en víctimas del catatrofismo o de la euforia. El bienestar emocional consiste en el equilibrio al que conduce conocer y asumir con serenidad y buen humor lo que somos (y tenemos) y lo que aspiramos a ser (y tener). La envidia más perniciosa es la que sentimos del hermano, del amigo, del compañero de estudios o de trabajo, y del vecino de al lado. Y ello porque sabemos que quien tenemos cerca no es forzosamente más listo ni mejor profesional que nosotros, simplemente ha aprovechado mejor sus oportunidades. No se trata de ser conformistas y abandonar cualquier planteamiento ambicioso -un grado de ambición siempre es aconsejable para superarse a si mismo-, sino de ser consecuentes y elaborar una valoración global sobre lo que somos y lo que aspiramos a ser. Y todo ello no se debe hacer sobre la base de comparaciones con los demás, sino partiendo de nuestras propias percepciones, sentimientos y perspectivas de futuro.
Lo peor de la envidia es que se acompaña de una frustrante impresión de que la vida pasa sin vivirla, inmersa en la monotonía o en un devenir insatisfactorio carente de retos atractivos. Vemos a otras personas felices y ello acentúa la negativa percepción de nuestra vida y de nosotros mismos. Esa es la base de la envidia en las personas que no se sienten así. Es frecuente que esta disposición de ánimo nos conduzca a evitar los contactos sociales, nos acerque al fracaso y produzca esa inseguridad tan característica de la persona envidiosa que disfrazamos de apatía, conformismo y negatividad. La inteligencia emocional es en este caso imprescindible para acertar en el diagnóstico de nuestra situación en la vida y para dar con el paquete de medidas que nos ayude a superar el estadio de la envidia y a articular las estrategias que nos acerquen a las metas previstas. Mirar al exterior y compararnos con quienes admiramos o envidiamos puede ser un buen estímulo ("¿por qué yo no puedo hacerlo?") siempre que lo hagamos positivamente (no con un espíritu de simple emulación y constructivo) extrayendo del éxito ajeno conclusiones adaptables a nuestra manera de ser, nuestras capacidades y nuestras circunstancias personales.
El discurso del envidioso es repetitivo, monocorde y compulsivo respecto de lo que envidia y de con quién compite. Pendiente de lo que tienen los demás, evita reconocer lo que tiene y nada o poco hace para sacarle partido. Su vida no gira sobre su realidad, sino sobre lo que desea conseguir y, en definitiva, sobre lo que echa en falta. La insatisfacción, la frustración y la rabia, le dominan y hacen que su vida le resulte poco grata.
De modo que en esta competencia abierta, en la que uno ambiciona ser y tener lo que es y tiene el otro, es casi natural que el envidioso busque por todos los medios la caída de su rival, impulsado por esa creencia innata de que nadie es tan capaz y perfecto como uno mismo.
En la envidia todo vale: la ley de la selva y el sálvese quien pueda. Los envidiosos, para procurar la caída de su rival: difaman, insultan, acusan y, lo que es peor, cuando ya no les queda más argumentos para hablar en contra, transforman la mentira en verdad y la verdad la convierten en basura, pues los envidiosos suelen ser como las serpientes venenosas y las navajas de doble filo.
Sacamos una serie de extractos de un libro de Mercedes Salisach ("La dimensión intermedia") que estereotipa a los envidiosos:
"La cuestión es desprestigiarme, convencerse a sí mismo (...) que la razón está de su parte. Ni siquiera toma en consideración el daño que la mentira (...) está causando a (su) autoestima (...).
Pero (...) las heridas (...) le traen al fresco. Lo único que le importa, de verdad, es desprestigiarme, cambiar la imagen siempre positiva que (los otros) han mantenido sobre mi forma de ser.
Es el único modo capacitado para ventilar (...) esos rencores secretos que de vez en cuando le atosigan.
Por eso (...) no cesa de airear falsedades que machacan mi imagen. Incluso procura ridiculizarme. (...) Y escupe su embuste como podía escupir una flema.(...).
Y cuánto más me difaman , más se agudiza la sensación de que mi modo de actuar lejos de haber servido para favorecer (...) sólo ha sido una trampa inmunda para conseguir apoderarme de todo lo que le pertenecía.(...).
Así fue creándose entre ellos el ambiente que me ha ido convirtiendo (falsamente) en un (ser) arrogante, despreciable y cargado de vanidad; mientras (ellos) se arrogaba(n) el victimismo de mis supuestos egoísmos.
A veces los celos son capaces de inmunizar los sentimientos más arraigados, y por supuesto convertir los posibles remordimientos en vindicaciones. Por eso ya no se siente culpable, al contrario.(...).
Y comprendo claramente hasta que punto el odio acumulado, cuando se ve acosado por el rencor y la impotencia, puede falsear el cariño y ser capaz de generar ENVIDIA.
¿Y hasta que punto la envidia puede admitir el odio como un hecho normal?. ¿Tiene efectos secundarios la envidia?
La envidia aguda puede crear ansiedad, trastornos del apetito y del sueño y diversas alteraciones. Incide también en la actitud hacia la vida, moldeando unas formas de estar en relación con los otros que van desde convertirse en eterna víctima hasta la adopción de una postura defensiva que se traduce en modos irónicos, altaneros, fríos y distantes e incluso de menosprecio hacia los demás. Los afectados colocan al objeto de sus envidias en una posición de superioridad, a una distancia inalcanzable y sufren impotencia, desánimo y complejo de inferioridad, junto con sentimientos de rabia e ira, que le mantendrán dependiente de la persona con quien compiten. En ocasiones, la envidia no se manifiesta hacia personas de nuestro entorno ni siquiera hacia individuos concretos que conocemos por los medios de comunicación, sino hacia estereotipos creados por la publicidad, la moda, el cine, las series de TV... La estima social que merecen estos héroes de la ficción provoca la envidia de quienes no sienten poco valorados, que pierden su capacidad de análisis y de darse cuenta de que no envidian las virtudes o capacidades de ese modelo de persona sino el reconocimiento social y los honores que reciben.
Conocernos bien, potenciar y trabajar nuestras cualidades y ser conscientes de nuestras limitaciones es el mejor inicio para progresar. Una actuación exclusivamente competitiva genera una dependencia unidireccional hacia la persona envidiada. Se critica a la persona envidiada, pero se necesita..., es una dependencia perniciosa. El envidioso se guarda muy bien, incluso en su fuero interno, de reconocer que padece envidia. Pocas cosas hieren y descalifican más que decirle a alguien: "Tú lo que tienes es envidia". pero, ¿por qué niega siempre el envidioso su envidia?. Porque denota un sentimiento de inferioridad que no admite, porque se siente incapaz de reconocer unas limitaciones que interpreta como signos de debilidad, porque no puede aceptar que su infelicidad no se debe a todo aquello de lo que carece sino a que no sabe valorar lo que tiene, y porque, pendiente de la vida de los demás no deja un resquicio para asumir la suya propia, con la que no quiere comprometerse por no asumir sus responsabilidades. Pero no criminalicemos al envidioso "pata negra". En el fondo, casi todos sentimos envidia de algo o alguien en algún momento de nuestra vida. Es esa especie de sufrimiento (normalmente, secreto) que nos produce el éxito ajeno. Debemos aceptar la envidia como un sentimiento humano más, que sólo nos ha de preocupar cuando deriva en patología y perjudica nuestro equilibrio emocional. Pero esto último no es justificación para que no veamos en nosotros mismos los efectos perniciosos de la envidia. Reconozcamosla y comencemos a cambiarla. En casos extremos de sufrimiento, de celos patológicos, conviene acudir a un psicólogo.
Combatir la envidia leve
Lo mejor para hacer frente a la envidia es no vivir pendientes de lo que no tenemos. Practiquemos la contemplación en su sentido más profundo, el deleite por lo que se tiene, el redescubrimiento gozoso de lo que nos rodea: las personas que queremos, la fauna y la flora, los paisajes, los pequeños objetos entrañables o los que nos hacen más cómoda la vida, los pequeños logros que conseguimos en la vida.... También podemos convencernos de que, normalmente, nada perdemos cuando a otros les van magníficamente las cosas. O darnos cuenta de que compararse con los demás casi siempre resulta estéril. Nuestro mejor punto de referencia somos nosotros mismos. Establezcamos metas en función de nuestras posibilidades, no de lo que otros han conseguido. Podemos considerar que hemos superado la envidia cuando nos alegramos del éxito o la buena suerte de los demás, incluso de los que han sido anteriormente objeto de nuestra envidia.
Decálogo para prevenir la envidia:
  1. Estimular la empatía, la capacidad de ponernos en lugar del otro.
  2. Favorecer la confianza en uno mismo y en los demás, desarrollando expectativas y modelos positivos sobre las relaciones sociales.
  3. Establecer en la infancia relaciones correctas y equilibradas con los demás niños .
  4. Relativizar las diferencias sociales y adquirir habilidades para elegir adecuadamente con quién, cómo y cuándo compararse.
  5. Valorar correctamente nuestra capacidad, sin infravalorarnos ni sobrevalorarnos (a veces esto es también un problema psicológico si persiste en el tiempo) .
  6. Colaborar (tanto dar a los demás como solicitar ayuda), es un buen medio para dotarnos de la pericia que requiere resolver los conflictos que causan envidia.
  7. Acostumbrarse a centrar la atención en los aspectos más positivos de la realidad, no siempre en los negativos.
  8. Relativizar el éxito propio, no magnificarlo. Y, si es posible, tomarlo incluso un poco en broma.
  9. Interpretar nuestro progreso personal mediante la comparación con nuestras competencias y habilidades, no con las de otros.
  10. Mejorar la relación con los demás, siguiendo las siguientes pautas:
  • Aprender a colaborar, a dar y pedir ayuda, es un medio eficaz de adquirir habilidades para resolver los conflictos que suelen originar envidia.
  • La conducta de ayuda tiene consecuencias psicológicas muy positivas para la persona que la emite, y puede contribuir a prevenir la envidia.
  • Podemos aprender a plantearnos objetivos realistas de aprendizaje, a poner en marcha acciones adecuadas para alcanzarlos, y a esforzarnos por superar los obstáculos que encontremos, para, así, obtener el éxito y reconocimiento que necesitamos.
  • Una de las mejores protecciones contra la envidia es el optimismo aprendido, acostumbrarse a centrar la atención en los aspectos más positivos de la realidad, pero sin dejar de percibirla con precisión.
  • Una experiencia continua y absoluta de éxito también puede ser perjudicial, pues priva al individuo de defensas con las que poder afrontar el primer fracaso cuando éste se produzca. Para prevenir la envidia y favorecer la capacidad de adaptación a dichas situaciones hay que enseñar a relativizar también el éxito.
  • Para prevenir la envidia es preciso enseñar dos importantes habilidades: la comparación con uno mismo, que permite adquirir el sentido de progreso personal; y la comparación con múltiples grupos de referencia, pero especialmente con aquellos de rendimiento similar al propio, con los que es posible obtener cualquier resultado.
Texto extraído de (Psicología: Ayuda a las personas) que dedico a todos los que me envidian y que en las Artes Marciales tanto abundan.

sábado, 12 de julio de 2014

El alcalde de Roquetas (Almería) recibe a Fran Mendes, campeón y subcampeón de España amateur de K1 y Kick boxing de la WKF

El deportista roquetero, del equipo Best Fighter, compartió sus triunfos con Gabriel Amat, alcalde de Roquetas, y José Juan Rubí, concejal de Deportes, en una recepción en el Ayuntamiento
El Kick Boxing es un deporte cada vez más en auge en Roquetas de Mar como se demostró en las dos veladas celebradas este año en el Pabellón Infanta Cristina que contaron con una altísima entrada. Esta realidad es fruto del incipiente avance de una serie de jóvenes roqueteros que despuntan en este deporte de contacto, uno de ellos es Fran Mendes.

El deportista roquetero se proclamó campeón y subcampeón de España en las modalidades de K1 y Kick Boxing amateur, respectivamente, el pasado fin de semana en el torneo de la WKF celebrado en Benissa, Alicante. El alcalde del municipio, Gabriel Amat, ha recibido a Fran Mendes en su despacho, acompañado por José Juan Rubí, concejal de Deportes y Tiempo Libre, para felicitarle por sus logros deportivos y, como señaló, “por dejar en lo más alto junto a sus compañeros de equipo el nombre de Roquetas de Mar”.
Además de los éxitos de Mendes en la categoría -75 kg, otros integrantes del equipo roquetero del Best Fighter, y del almeriense CD César, cosecharon importantes resultados y otros títulos de campeones de España en la misma competición. Los resultados fueron: Ayoub Zas, campeón de España Kick boxing en el peso -75 kg; Daniel Oltean, campeón de España Kick boxing en el peso -71 kg; Moja quedó en tercera posición en Kick boxing en el peso -71 kg; Gabi Ginu, campeón de España en el peso -67 kg; Jonatan Contreras, subcampeón de España en el peso -86 kg; Tomas Meska, campeón de España en el peso -91 kg, y Francisco Navarro, campeón de España en el peso -57 kg.
Manuel César y Claudiu Florin, ambos delegados en Almería de la WKF, se muestran entusiasmados por los excelentes resultados de sus pupilos y se muestran optimistas de cara al futuro y que su próximo objetivo “son los europeos y campeonatos del mundo que dan fe de la potencia que hay en Almería en el deporte de contacto”, comentan los entrenadores.
José Juan Rubí, concejal de Deportes y Tiempo Libre de Roquetas de Mar, afirma que “este deporte se ha consolidado durante esta temporada en Roquetas de Mar. Además de las dos veladas celebradas en el municipio, que han sido un éxito deportivo y de público, se confirma la existencia de una importante cantera que está consiguiendo grandes títulos”.
fuente: noticiasdealmeria.com