miércoles, 28 de diciembre de 2016

Vídeo de la Cena de Navidad Budokan Sevilla 2016/17



David Vallejo

martes, 27 de diciembre de 2016

Publican «Asalto al cielo», la sincera biografía de Javier Castillejo

La vida del mejor boxeador español de la historia ve la luz en un libro sin filtros

Hay deportistas que fueron leyendas en su momento pero que, por las razones que fueran, su historia quedó un poco difuminada. En sus mejores tiempos, Javier Castillejo metió 15.000 personas en la plaza de toros cubierta de Leganés, pero su vida aún estaba por escribir. Desde esta semana, un libro titulado «Javier Castillejo: asalto al cielo» (Pigmalión) cuenta, de forma sincera y sin filtros, la historia del mejor boxeador de la historia de España.
La vida de Javier Castillejo es el relato de un chico humilde que encontró su vocación entre los sacos de un gimnasio de periferia. Es además la historia de un emigrante español en Alemania que regresó a Parla para convertirse en ídolo de toda una generación. Entre los años 1999 y 2000, España podía sentirse orgullosa de Carlos Moyà, Álex Crivillé… pero también de Javier Castillejo.
El madrileño tenía 30 años y una hija pequeña cuando le cambió la vida. Castillejo se ganaba la vida como portero de discoteca y antenista, llevaba más de un año sin competir y estaba a punto de retirarse. De pronto, una llamada de su entrenador le puso de nuevo en activo. Bajó de los tejados, se subió al ring en Reino Unido y, en el último minuto del último asalto, ganó por KO una pelea que tenía perdida a puntos.
A partir de ese momento, Castillejo se convirtió en el boxeador más exitoso de la historia de España. Peleó con Oscar de la Hoya, el púgil más mediático de su generación, y fuecampeón del mundo en dos categorías distintas: peso superwelter y peso medio.
Pasan por las páginas de este libro los recuerdos en carne viva del boxeador, sus vivencias y el testimonios de aquellos que lo vieron en todo tipo de situaciones. Desde sudando como un pollo en el gimnasio del Vicente Calderón hasta muriéndose de hambre en la sexta edición de «Supervivientes».
«Asalto al cielo», escrito por el periodista Jorge Sanz Casillas, es el perfil de un hombre tal como es: con sus virtudes y sus defectos, su valentía y sus miedos. Es mucho más que un libro de boxeo. Es un libro sobre el deporte, la vida, el amor y el trabajo. Un relato inspirador que inmortaliza los logros de uno de los mejores deportistas que ha dado España.
Ficha técnica:
– «Javier Castillejo: Asalto al cielo»
– Editorial Sial Pigmalión
– Número de páginas: 260
– Precio: 20,00 euros

David Vallejo

lunes, 26 de diciembre de 2016

Frases y proverbios japoneses

Existe una infinidad de proverbios, historias y dichos en Japón, acerca de la persistencia durante los infortunios.

Desde épocas muy antiguas, los japoneses mantuvieron ese espíritu de resistencia y superación ante las caídas de la vida. Es algo así como “el fénix que renace de las cenizas”, una ejemplar manera de enfrentar los malos momentos con optimismo y valor.
En Japón los proverbios o refranes son muy populares y se utilizan con frecuencia en la vida diaria para dejar un consejo o algún concepto moral. La mayoría de estos son muy antiguos y guardan enseñanzas muy interesantes que tienen su origen en el budismo, entre otras filosofías. Veamos algunos ejemplos de estas frases, proverbios y otros datos de interés.
10 Proverbios japoneses para reflexionar

1- Nana korobi ya oki – Si te caes siete veces, levántate ocho

Enseña que ante las adversidades de la vida, uno no debe dejar de hacer el esfuerzo de volverse a levantar. Seguir adelante a pesar de la derrota. Muchas veces suelen asociar este proverbio al tradicional muñeco Daruma, ya que este tiene un peso en su parte inferior, lo cual hace que aunque se caiga vuelva a levantarse rápidamente.

2- Chiri mo tsumoreba yama to naru – Si el polvo se amontona puede crear una montaña

Este proverbio nos enseña algo muy simple pero valioso; el sentido de ahorrar. Con el ejemplo de que “incluso si el polvo se amontona puede crear una montaña”, nos enseña que guardando una mínima cantidad en nuestros ahorros, algún día eso se convertirá en una suma considerable.

3- Shippai ha seikou no haha de aru – El fracaso es la madre del éxito

Esto es un pensamiento muy japonés. El proverbio nos enseña que no hay un camino directo al éxito. Que para llegar al éxito uno tiene que equivocarse muchas veces. Es decir, que aprendiendo del fracaso se llega con más preparación al éxito.

4- Ichi en ni warau mono ichi en ni naku – El que se rió de un yen, llorara por ese yen algún día

Este refrán es uno de los más populares de la lista. Enseña una lección muy cierta: Quien no valoró lo poco que tuvo, se arrepentirá cuando no lo tenga. Básicamente, menospreciar una moneda cuando se está bien económicamente, y lamentar no haberla cuidado cuando se está en la pobreza.

5- Haya oki ha san mon no toku – Levantarse temprano te traerá tres monedas de virtud

Podríamos decir que este proverbio es el equivalente al de “A quien madruga dios los ayuda”.  En Japón así como en otros países de Asia se ven con buenos ojos el hábito de levantarse temprano, ya que se lo considera como algo correcto y productivo, además de que por una infinidad de motivos se sabe que es bueno para la salud.

6- Isoga ba  maware – Las prisas no te llevan a nada bueno

Si uno anda apurado se puede caer, se puede lastimar, se puede olvidar de algo importante y por culpa de andar con prisas incluso se puede perder de los buenos momentos de la vida. Eso es lo que nos enseña este proverbio.

7- Hito no furi mite waga furi naose – Mira lo que hacen los demás, y corrige tu conducta

Este refrán enseña que uno debería de observar tanto lo bueno como lo malo de la gente, y en base a eso corregirse a uno mismo. Descartar las malas enseñanzas, y a la vez adoptar para uno mismo lo mejor que se ve en lo demás. Hay muchos proverbios japoneses como este, que señalan que incluso la gente que nos rodea en la vida diaria son maestros de los que siempre hay algo que aprender.

8- Onore no hossuru tokoro wo hito ni hodokose –  Desea para los demás lo que quieres para ti

“El que da recibe” es lo que señala principalmente este proverbio. Ya que se cree todo lo bueno que hagas para los demás, tarde o temprano volverá para ti como recompensa.

9- Yasumono gai no zeni ushinai – Comprar barato es tirar el dinero

“Lo barato sale caro” se suele decir en mi país, y este proverbio japonés señala exactamente lo mismo. Ya que en muchos casos, las cosas baratas duran poco o se rompen con facilidad. Así que lo que nos enseña esta cita es que a veces no está demás gastar un poco más en algo de mejor calidad.

10- Wazawai wo tenjite fuku to nasu – Cambiando la desgracia, se pasa a la fortuna

Este refrán enseña que hay que buscarle el lado bueno a las cosas, incluso en los momentos más complejos. Ya que una adversidad puede darse vuelta si se tiene una actitud más optimista.
David Vallejo

viernes, 23 de diciembre de 2016

La campeona de Kick Boxing Sheila García vence por KO en China en K1

La puertollanense Sheila García, campeona de España de Kick Boxing Profesional WKU, ha vencido por KO en la ciudad china de Zhengzhou, en categoría K1, tras la firma de un contrato profesional con la prestigiosa promotora Ko Fighters.
Según han informado desde su club, el Gym Titanes de Puertollano, la joven luchadora, de 20 años, disputó un duro combate contra una competidora de primer nivel del país asiático, en el prestigioso evento WLF, donde logró la victoria por KO en el segundo asalto, siendo felicitada por el público asistente, ya que en China esta disciplina deportiva es muy popular y cuenta con miles de seguidores.
Sheila García, que atesora un impresionante palmarés con tres campeonatos de España de Kick Boxing Profesional WKU, además de un título nacional en boxeo, ha peleado en países como Francia, Portugal, Marruecos o Alemania.
En este último país se enfrentó a la actual campeona del mundo WKU, el pasado 10 de septiembre en Münich, con la disputa del Campeonato de Mundo, el reto más importante de su carrera deportiva, ya que nunca había disputado un combate de 10 asaltos ni un título del mundo profesional.
Ahora Sheila García descansará durante las navidades, para volver al trabajo el próximo año, que llega cargado de trabajo.

David Vallejo

jueves, 22 de diciembre de 2016

Vendidas ya 50.000 entradas para el combate Joshua-Klitschko en Wembley

Anthony Joshua (izquierda), cara a cara con Wladimir Klitschko tras batir por KO a Eric Molina. Se verán las caras el 29 de abril en Wembley con el título AMB en juego
Será una velada de récords. El combate que disputarán el británico Anthony Joshua y el ucraniano Wladimir Klitschko en Wembley el próximo 29 de abril está protagonizando números históricos, pese a que quedan cuatro meses para la pelea. Según anunciaron los promotores del evento, se han vendido las primeras 50.000 entradas (el recinto tiene una capacidad para 90.000 espectadores) en escasas horas. Aún queda papel, pero el que desee asistir al combate tendrá que esperar hasta el próximo 16 de enero, cuando dará inicio el segundo turno de venta. El coste de las entradas para el público en general oscila entre las 40 y las 800 libras (de 48 a 952 euros), mientras que los asientos VIP se pueden adquirir a partir de 2.000 libras (2.379 euros).
Joshua (18-0-0, todas victorias por KO) pondrá en juego en la pelea el cinturón de campeón de los pesos pesados de la FIB, mientras que Klitschko (64-0-4) tratará de arrebatárselo, además de recuperar los cinturones en esta categoría de la AMB y la OIB, que permanecen desiertos después de que Tyson Fury renunciase a ellos.
Los puristas dicen que Lennox Lewis fue el último gran campeón mundial de los pesos pesados antes de entrar en la época oscura de los últimos 15 años. Desde entonces, una sucesión inconexa de nombres del Este de Europa y púgiles de consumo rápido y rastro evanescente son quienes se han ceñido unos cinturones que en otros tiempos de talento más fecundo nunca hubieran merecido. El ucraniano Wladimir Klitschko, más por oficio que por calidad, es quizás la única excepción a tanta mediocridad.
Ahora, por fin, se atisba una luz entre las tinieblas. Y se asemeja muchísimo al Lennox Lewis de los mejores tiempos. Como él es británico, de estatura imponente, puño demoledor y campeón olímpico. Se llama Anthony Joshua y se le considera ‘the next big thing’, el próximo fenómeno. Tendrá ocasión de corroborarlo el próximo 28 de abril, cuando se enfrente a Klitschko en Wembley con el título mundial AMB en juego, que en caso de triunfo unirá al título FIB que ya posee.
Credenciales no le faltan al chico. 27 años, 1.99 m. y 113 kilos tan bien repartidos que parecen cincelados por un maestro renacentista. En sus 18 combates como profesional, 18 victorias, todas ellas por KO. Esta imponente estadística lo es aun más si se tiene en cuenta que, salvo dos rivales que aguantaron en pie hasta el séptimo asalto, todos cayeron en los tres primeros ‘rounds’.
Si su tamaño, su peso y su ‘punch’ se ajustan perfectamente al manual del perfecto peso pesado, también su relación con el boxeo responde al cliché. De padres nigerianos, tuvo una adolescencia salvaje, repleta de peleas callejeras, chicas, coches rápidos y flirteos con las drogas. Su físico excepcional siempre encontró acomodo en el deporte, donde era un atleta más que competente (11”6 en el hectómetro con 15 años de edad) y un buen futbolista.
Fue su primo, Ben Ileyemi –también púgil profesional actualmente–, quien le llevó por primera vez a un gimnasio, el Finchley de Barnet, en el norte de Londres, para alejarle del mal camino. Anthony había cumplido 18 años, muy tarde para comenzar en el boxeo, pero se enganchó al instante. Al año siguiente ya ganaba torneos amateur, un síntoma inequívoco de que tenía un don para esto.
Los cazatalentos, siempre ávidos de nuevas promesas, no tardaron en ofrecerle su primer contrato profesional, una suculenta bolsa de 50.000 libras. Declinó la oferta. “No estoy en esto por el dinero –dijo Joshua–, quiero ganar medallas”. Dicho y hecho: plata en el Mundial de Bakú’11 y oro olímpico en Londres’12, ambos en el peso superpesado. En su época como amateur trabajaba como albañil, su única fuente de ingresos.

Una carrera bien planificada
En octubre de 2013 pasó a profesional y saldó su primera pelea con KO en el primer asalto, un guión que ha repetido durante el resto de su carrera. Protegido por los técnicos Tony Sims Robert McCracken, que han pactado todas sus peleas en Gran Bretaña, ya hace un par de años que se le atisba como un futuro campeón, pero ha preferido hacer las cosas a su ritmo y no acortar plazos.
Su última prueba de fuego, el pasado sábado, fue el estadounidense de origen mexicano Eric Molina, un veterano bregado de 34 años. El resultado fue el mismo de siempre: KO en el tercer ‘round’. Era evidente que ‘Big Josh’ ya estaba listo para Wladimir Klitscho y para la mayor bolsa de su carrera, estimada en 12,5 millones de dólares.
En sus tres años de ‘pro’ ha aprendido a atemperarse y la vida loca le queda muy lejos. Ha invertido en un gimnasio de lujo en el West End londinense y sus pasatiempos lejos del ring son tan atípicos para un púgil como el ajedrez o la lectura.
Pese a la trascendencia del choque, no habrá bravatas de barra de bar para calentar el combate con Klitschko. Joshua ha ejercido de ‘sparring’ del ucraniano en diversas ocasiones y tienen una relación casi de padre e hijo, con un aprecio y un respeto mutuo que nunca esconden.

David Vallejo

miércoles, 21 de diciembre de 2016

XXXIV El Guerrero borra su Rastro

A lo lejos, el Sol se eleva. 
Es la última vez para mí. 
Los lobos emprenden el viaje. 
Imagina que hoy es tu último día. ¿Estás preparado a morir? ¿Qué cosas quedarían pendientes, sin resolver con tu muerte? ¿Qué cosas lamentarías no haber hecho? 
Hoy es el día de borrar tu rastro. Atar los cabos sueltos, cerrar los círculos, barrer tus huellas. Di lo que tienes que decir, haz lo que tengas que hacer. Que sólo quede de ti la Luz de Buda en tus raíces y en tus hojas. ¿No ha sido hermoso acaso?
Fuente: El Oráculo del Guerrero

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Fundamentos del KARATE (2ª parte)

ESFUERZO

El estudiante de Karate debe entrenar con un esfuerzo sostenido, continuo y persistente.
Especialmente en Kihon, donde se repiten continuamente las técnicas, un esfuerzo tenaz permite aprenderlas, lograr la suficiente coordinación y potencia en cada golpe, en cada bloqueo.

PROFUNDIDAD

Hay varias técnicas básicas en el Karate. Por ejemplo, las técnicas de puño solamente, son más de diez, y los Kata de uso frecuente son los cinco Heian o Pinan, y otras tantas superiores, de acuerdo a los diferentes niveles.
Intentar memorizar o repetir las técnicas o los Kata sin comprender el valor y uso de cada uno, es un sistema de entrenamiento inútil.
Participar en el combate libre en competición sin haber practicado y comprendido profundamente el fin de cada técnica, origina confusión e ineficacia, y puede entrañar el peligro de una lesión.
Muchos principiantes e intermedios participan del combate libre o pretenden realizar un Kata superior cuando sólo han aprendido parcialmente las técnicas básicas, posturas y desplazamientos, y las han practicado por poco tiempo. Este fenómeno también se observa en karatekas que poseen buena memoria, facilidad de coordinación y copian los movimientos con soltura, y en poco tiempo “realizan exteriormente bien” los Kata básicos, y pretenden inmediatamente aprender el bonito Kata superior.
Esto es como continuar construyendo una casa sobre unos pilares en los que el cemento aún no ha secado.
El karateka no debe intentar tener un repertorio de técnicas rápidamente. Ser eficaz con un bloqueo trabajado a fondo y comprendido, permite descubrir puntos en común con otras técnicas relacionadas, tanto en su ejecución como en su aplicación.
Recientemente, han visitado España dos expertos del Karate, los Maestros Kanazawa y Kase. A muchos karatekas que asistieron a sus cursillos asombró el hecho de que ambos expertos insistieran constantemente en el trabajo; el Kihon Kumite y Jiyu Kumite fueron las únicas formas de combate practicadas.
Viene a nuestra memoria otro hecho similar, y que es una constante en los verdaderos expertos. Después del Campeonato del Mundo realizado en Los Angeles, USA en 1975, se convocó en la universidad de la Jolla, en California, un seminario de Karate de una semana de duración.
Los entrenamientos, a razón de 6 horas por día, eran extremadamente duros. Comenzaban por un footing de media hora de duración, luego cuarenta minutos de Jumbi Undo y flexibilidad y por fin, una hora y media de Kihon, Kumite y Kata básicos. Por la tarde, idéntico trabajo.
El primer día de entrenamiento en el espacioso gimnasio de la universidad, ante 150 cinturones negros de todas las partes del mundo, con su habitual voz suave, el Maestro Nakayama señaló: “…Ha sido un buen torneo, con combates y Kata bien ejecutados. Ahora debemos trabajar Heian Shodan”.
Cuando el Maestro indicaba nuestros puntos débiles en este Kata “tan básico”, pronto comprendimos cuánto faltaba aún para entenderlo en profundidad, y que esta compresión aparecía sólo en condiciones de gran fatiga y sostenido entrenamiento.

VIOLENCIA

Social y moralmente, la violencia es intolerable.
Un estudiante de Karate cuyo estado psicológico y actitudes revelan violencia o descontrol, será incapaz de aprender suficientemente una sola técnica.
(continuará)
David Vallejo

viernes, 9 de diciembre de 2016

La actividad física y la salud psicológica

Desde tiempos inmemoriales han sido reconocidos los beneficios de la actividad física desde un punto de vista psicológico. Ya en la Grecia clásica se fomentaba el cultivo del organismo integrando la actividad física y deportiva dentro de la actividad educativa.

Está más que demostrado la relación existente entre y el ejercicio físico y la salud psicológica, la calidad de vida, la reducción del estrés, los cambios en los estados emocionales y los descensos en los niveles de ansiedad y depresión.

Llevar a cabo una actividad física regular, nos aportará una mayor capacidad para tolerar los fracasos, ya que una parte importante del deporte en general es esta, asumir cuando no conseguimos nuestros objetivos, y trabajar duro para superarlos, por lo tanto el ejercicio físico nos aportará una actitud de motivación frente a las adversidades del día a día. Por otro lado, nos ayudará a ser capaces de tener un mayor dominio sobre nuestras emociones, en especial las actitudes agresivas, fomentando el auto-control en la persona.
También debemos mencionar lo que la práctica de ejercicio físico conlleva a nivel social; el hecho de interactuar con grupos de individuos favorecerá la comunicación entre los mismos, fomentando de esta manera las relaciones interpersonales. Esto a su vez se relaciona directamente con una mejora en el nivel de auto-estima, ya que nos sentiremos integrados y realizados.
En la sociedad actual, ya desde los primeros años de vida y hasta la edad adulta, el ejercicio físico se ha convertido en uno de los principales medios de socialización de las personas. Esto se debe principalmente a que la práctica física tiene un componente de diversión y entretenimiento que favorece el contacto entre personas y un mejor entendimiento entre ellas. Otro aspecto clave es que al realizar actividades físicas en grupo, los participantes llevarán a cabo métodos de expresión alternativos al verbal, como por ejemplo expresión motriz, de contacto, etc. Por otra parte, el trabajo en equipo nos exigirá más de una vez la toma de decisiones, el trabajo en equipo, compañerismo, planificación de estrategias de actuación… todo ellos favorecerá la introducción en grupos sociales. También es reseñable decir que este tipo de prácticas suelen vincularse a ambientes saludables, y de esta manera evitar otro tipo de entornos propensos a favorecer el consumo de productos nocivos como el tabaco o el alcohol.
En general, todo desemboca en un mismo lugar: la sensación de bienestar psíquica y una actitud positiva ante la vida que nos proporciona el realizar una actividad física, ayudándonos de esta manera, a afrontar situaciones difíciles a lo largo de nuestra vida, tales como la depresión, la angustia, los miedos y las decepciones.
A. Sepúlveda
David Vallejo
www.budokansevilla.com

martes, 6 de diciembre de 2016

Lo que otras personas piensen de ti es su realidad, no la tuya

En lugar de obsesionarte con las críticas o de criticar a otros, dedica tu tiempo a mejorarte a ti mismo y a mejorar tu entorno
En la vida hay pocas cosas tan agotadoras como escuchar a una persona criticar a todas horas. Además de hacernos vivir en un pozo lleno de comportamientos negativos, nos acaba haciendo sentir muy mal.
En definitiva, las palabras y las actitudes de un meticón nos desgastan de tal manera que dejan nuestra mente devastada.
Cuando nos encontramos ante estas situaciones tenemos dos opciones: alejarnos o intentar ayudarles. Y es que, como ilustra la célebre frase del comienzo, no hay un indicio más acertado de pobreza emocional y vital que el hecho de que una persona dedique su tiempo y esfuerzo a criticar a los demás.
Si estamos cerca de una persona criticona tenemos que tener muy presente la capacidad que tienen para intoxicar nuestras emociones, ya que pueden desequilibrarnos totalmente de manera sencilla.
En este sentido, vivir en paz no tiene precio, por lo que siempre debemos proteger nuestro espacio físico y psicológico. Hay que crearse una coraza anti críticas no constructivas, pues digamos que las palabras solo hieren cuando te importa quién las dice, qué es lo que dice y cómo lo dice.
Lo que otras personas digan de ti es su realidad, no la tuya. Ellos saben tu nombre, pero no tu historia, no han vivido en tu piel, no han calzado tus zapatos. Lo único que los demás saben de ti es lo que tú les has contado o lo que han podido intuir, pero no conocen ni tus ángeles ni tus demonios.
Hay personas que, de manera malintencionada o sin ningún tipo de criterio, dan su opinión sobre cualquier circunstancia aunque nadie se la haya pedido. El objetivo de estas críticas enmascaradas es hacer daño, menospreciar y disfrutar con la preocupación ajena.
La gente que hace esto suele tener tan baja su autoestima que no logran aceptarse a sí mismos ni a los demás. Esto explica su facilidad para juzgar y poner etiquetas, lo cual solo refleja la realidad de cómo se sienten y su capacidad para proyectar sus propias dificultades emocionales.
Aunque creamos hacerlo normalmente, nadie es capaz de descodificar el sentir ajeno. Nos cuesta entendernos a nosotros mismos como para saber lo que otros viven, sienten, aprenden o padecen.
Así, no deberíamos darle importancia a lo que los demás dicen de nosotros, pues sus palabras obedecen a una realidad ilusoria que su mente ha creado con el afán de saberlo todo.
Las personas más infelices en este mundo son las personas que se preocupan demasiado por lo que piensen los demás.
Hazte fuerte ante las críticas
Con cada piedra que me tiran
Construyo mi fortaleza
Elvira Sastre
Si atiendes de manera frecuente a las críticas estás haciendo peligrar tu bienestar y tu equilibrio emocional. Por eso, es mejor que dediques tu tiempo a mejorarte a ti y a mejorar a tu entorno.
No te corresponde señalar ni ser señalado, sino preocuparte por corregir tus errores hasta alcanzar el mayor nivel de bienestar emocional existente. Si nos superamos en el orden personal, ganaremos sinceridad, respeto, humildad, generosidad y honradez.
No podemos pretender ser perfectos, pero sí que es importante que mantengamos una actitud de mejora constante que nos ofrezca la posibilidad de vivir nuestra vida sin sometimientos, sin chantajes y sin dependencias emocionales.
Sanar nuestra parte dañada
No le pongas atención a las cosas que hacen o dejan de hacer los demás, presta atención a lo que tú haces o dejas de hacer. Buda
Para sanar las heridas emocionales que nos causa la crítica, debemos de tener claro, en primer lugar, que somos personas únicas y excepcionales. Conforme a esto, lo próximo que nos toca es perderle el miedo a sentir y a pensar por nosotros mismos.
Son los demás los que están juzgando y criticando, no tú. La crítica no constructiva lleva consigo gran pobreza emocional en el mundo interno de quien la hace. Por lo tanto, si la persona no se deja enriquecer, en estas ocasiones te conviene ser emocionalmente egoísta y “que cada palo aguante su vela”.
Pero, ¿cómo podemos hacer frente al daño emocional que nos ocasionan las críticas? Vamos a pararnos a pensar sobre ello…
  • La consecuencia directa de dar crédito a lo que los demás piensen y digan sobre nosotros, es que acabamos convirtiéndonos en alguien que no somos. Querer complacer a los demás a costa de perder nuestra identidad no es en absoluto saludable.
  • ¿Eres una buena madre? ¿Eres una persona con éxito? ¿Eres inteligente? ¿Realizas bien tu trabajo? ¿Les gustas a los demás? Date cuenta de toda la energía que pierdes preocupándote por lo que otros piensan de ti.
  • Aunque solemos sentirnos el centro de las miradas de la gente, en realidad normalmente lo que hacemos o dejamos de hacer no es relevante para ellos. O sea, los demás piensan en nosotros mucho menos de lo que creemos.
  • Da igual lo que hagas o cómo lo hagas, siempre habrá alguien que lo malinterprete. Intenta vivir y actuar como crees oportuno. Sé natural y date cuenta de que la única vía para sintonizar contigo mismo es hacer lo que sientes en cada momento.
No esperes que los demás comprendan tu viaje, especialmente si nunca han tenido que recorrer tu camino
Quizá convenga detenerse un momento a pensar en esta institución de la maledicencia.
Frente al bien decir se alza monumental la figura del mal decir. Cuando en el lenguaje habitual alguien no dice bien es preocupante, le corresponde, sobre todo si es aún jóven, comenzar a espabilarse y ocuparse de nombrar bien lo que quiere expresar, y los términos en que se dirige a sus iguales, y a sus Otros más cercanos, y aprender a decir lo que se debe decir y en el momento en que se debe decir, cuándo se debe hablar para no decir nada, y cuándo se debe decir algo alto y claro sin necesidad de hablar.
Ese lento y gradual proceso que va del mal decir al bien decir, pasa por muchas etapas, líos, conflictos, malentendidos y sobreentendidos. Incluso rupturas, que manejando mejor ese arte del bien decir hubieran podido evitarse. Lecciones que se aprenden tarde.
Pero de la maledicencia nos interesa aquí su versión ‘contra alguien’. Y aquí se me ocurre que hay dos aspectos, el arte y el goce.
Convendrá el lector que ese arte de hablar mal de los otros lo tienen algunos dotados excepcionalmente para eso que se llama la lengua viperina, esa lengua dividida en dos, y que suelta veneno. Se reconoce al sujeto dañino desde el parvulario.
Pero junto al arte de hablar mal de los otros, está el goce de hablar mal de los otros. No me refiero al placer que da el juntarse dos para hablar mal de un tercero, fórmula habitual. Me inclino por la tesis del goce, es decir, de encontrar satisfacción a la vez que dolor en el hecho de hablar mal de los otros. Quien así se conduce, sabe que está hablando mal de sí mismo, y que el odio o la envidia que manifiesta, el afán de herir tiene un fundamento en la pésima opinión que tiene de sí mismo. Por eso el placer y el sufrimiento se anudan cuando alguien echa pestes, porque no hay fin, porque goza sin límite de hablar mal de los otros, de ahí el peligro al no saber poner freno.
No hay que confiar nunca mucho en quien siempre nos habla mal de los otros. Al menos sin asegurarnos que sabe decir otro tanto de sí mismo. Siempre nos quedará Montaigne, cuando se hacía eco de la sentencia clásica: “El olvido es el remedio de las injurias”. Siempre mejor olvidar las veces que hablaron mal de nosotros, y de sus autores. Porque disponemos a nuestro favor de otro proverbio antiguo: “El mentiroso ha de tener buena memoria”. Y porque necesitamos una ciudad clara, sin maledicencias.
Quien dedica su tiempo a mejorarse a sí mismo no tiene tiempo para criticar a los demás. María Teresa de Calcuta
Bibliografía:
Diario Palentino, Mejor con Salud, Psicología algo más que una licenciatura.

David Vallejo

viernes, 2 de diciembre de 2016

Todo es mente, pensamiento

 
La alegría no se encuentra en concluir una actividad, sino en hacerla. 
ORISON S. MARDEN 
Tú puedes determinar en qué centras la atención: en la mitad del vaso que está lleno (lo que tienes) o en la otra mitad del vaso que está vacío (lo que te falta). Tú mismo eliges satisfacción o sufrimiento. Es lo que llamamos principio de la atención constructiva: tú tienes la capacidad de elegir de forma libre y consciente a qué pensamientos atiendes. Eliges pensamientos, sentimientos y actitudes que te aportan felicidad, satisfacción y seguridad, o lo contrario. La atención constructiva te invita a elegir centrar tu atención en lo que tienes y no en lo que te falta o has perdido. Debes disciplinar tu mente para liberarte de las preocupaciones y agobios y volver sobre ellos cuando llegue el momento de hacer algo al respecto. Atención constructiva es estar plenamente presente en la vida y dejar que se despliegue sin juzgarla.

El anhelo constante de que la vida sea diferente es lo que llamamos sufrimiento. La ansiedad y el deseo permanente de que las cosas sean diferentes debilitan el proceso vital, lo mismo que preocuparnos por lo que no tenemos. Y todo ello por la falta de atención concentrada en lo que hacemos.

Bernabé Tierno 

David Vallejo

jueves, 1 de diciembre de 2016

Practica con frecuencia para ganar potencia y técnica al golpear

Golpear fuerte es más una cuestión de técnica que de fuerza. Tener grandes músculos no es malo, pero la fuerza, sin una buena forma, resulta energía desperdiciada y golpes suaves. Aprender una técnica de golpeo adecuada, junto al fortalecimiento de tus músculos para golpear, producirán los mejores resultados.
Cómo golpear más fuerte
El poder de un puñetazo no proviene de tu mano o brazo. Para dar un puñetazo con fuerza, debes lanzar el puño con casi todo tu cuerpo. Esto incluye tus piernas, tus caderas, tu brazo y finalmente, tu puño.
Vigila tus piernas. Separadas cómodamente a la distancia de tus hombros, entonces da un paso hacia delante con el pie del lado del brazo opuesto al puño. Si eres diestro, da un paso hacia delante con tu pie izquierdo. Levanta tus brazos frente a ti en tu posición de guardia.
La cadera es la base de todo movimiento. Mientras te preparas para dar el golpe. Conforme lo lanzas, tus caderas girarán. Este es el poder en tu golpe, cuanto más giren tus caderas más poderoso será tu golpe.
Los hombros no deben estar igualados al frente, gíralos. Échalos hacia atrás hasta como tus caderas y retira hacia atrás el brazo con el que vas a golpear. Aprieta el puño con el que vas a pegar, cuanto más apretado mejor. Asegúrate de que el pulgar esté por fuera de tus dedos.
No trates de adivinar el punto de impacto. Debes concentrarse en un punto específico donde quieras que tu golpe acierte. Si golpeas de manera descontrolada, podrías lastimarte.
La potencia al golpear. Comienza desde tus pies, que deben estar bien plantados en el suelo. El poder debe salir desde tu pie trasero. Empuja el suelo conforme giras tus caderas y hombros hacia tu objetivo. Extiéndete hacia adelante en línea recta desde tu hombro. Tu puño debería encontrar su objetivo en el momento preciso en que tu brazo, hombros y caderas estén completamente extendidos. Mantén tu muñeca recta y golpea el objetivo con los dos nudillos más cercanos a tu pulgar. Esos son los huesos más duros en su mano.
Practica con regularidad. Debes desarrollar memoria muscular de cómo se siente un puñetazo perfecto. Golpea un saco de boxeo enfocándote en la forma perfecta. A medida que te sientas más confiado, aumenta la intensidad y la velocidad.
Un golpe perfecto involucra muchos músculos de tu cuerpo, por lo que te beneficiaría una sesión de ejercicio para todo el cuerpo. Tu espalda y caderas son especialmente importantes. Cualquier ejercicio de fuerza que enfatice el tronco ayudará a golpear más fuerte.
David Vallejo
Respetar a todos y a las personas que no practican tu estilo y/o pertenecen o no a otra federación, es fundamental.
No se hace distinción de estilos, federaciones, organizaciones y asociaciones.
Nadie es tan perfecto para criticar a los demás.
David Vallejo (Budokan Sevilla Dojo) www.budokansevilla.com