martes, 1 de agosto de 2017

Optimismo vital activo, fortaleza mental y emocional y habitual sentido del humor y buen humor

El buen humor es un deber que tenemos para con el prójimo. WALLACE STEVENS

Ser consciente y centrar la atención en el lado bueno de las cosas y de las personas, esperar lo mejor y poner los medios para conseguirlo, es saber ver el vaso medio lleno y tiene todas las ventajas. Lo contrario, ver el lado malo y negativo de todo y ponerse siempre en lo peor, es decir, ver el vaso medio vacío, bloquea la mente y la reprograma negativamente. El optimismo vital y tenaz, junto a la alegría, la fortaleza mental y la voluntad inquebrantable nos transforman a nosotros mismos y transforman el mundo. Para Lin Yutang, la función química del humor es cambiar el carácter de nuestros pensamientos.

Bernabe Tierno

sábado, 15 de julio de 2017

Velada de K1 en Conil de La Frontera 22 de Julio 2017

Velada de K1 en Conil de La Frontera (Cádiz) que durante otro año más, disfrutaremos los amantes de las artes marciales de una gran velada. La cual este año tendrá como combate estelar un título mundial en K1 profesional T.F.C.

COMBATES GLORIOUS FIGHT SHOW 2

Natalia vs Rosana en Muay Thai amateurs
David vs Mailel en k1 amateurs
Samuel vs Andres en Muay Thai amateurs
Juan jose vs Carlos galvez en k1 amateurs
Carlos vs Jean en muaythai NEO
Felipe vs Fernando en k1 NEO
Antonio Triviño vs Juan jose alcaide en k1 NEO
Felix Doña vs El Chiqui en K1 NEO

CINTURÓN GLORIOUS FIGHT SHOW

Fernando de viergol vs Miguel pulido en K1 profesional

CINTURÓN GLORIOUS FIGHT SHOW

Angel hofstetter vs Jesus oliva en k1 profesional

 Super Fight en MMA

Alecsandro Santos del equipo Fight Brothers y Damián Frankiewicz del equipo Sutemi del gran Enrique Wasabi con cinturón en juego.

TITULO MUNDIAL T.F.C DE K1

Como colofón final combate profesional por el título del mundo T.F.C. en k1 entre Ashley -Beattie y Victoria Lomax   todo esto amenizado con buena música luces show de speaker y gogos  no os perdáis el espectáculo en Conil el próximo día 22 de Julio de 2017.

David Vallejo

jueves, 13 de julio de 2017

El boxeo ha caído en el punto más vergonzoso y deleznable de la historia

El boxeo ha caído en su punto más bajo. Ha vuelto a accionar “el botón” más desgraciado de la industria: el que se antepone a todo para generar economía, dinero, dólares… Uno de los mejores boxeadores de la historia ante uno de los grandes campeones de la artes marciales mixtas, una combinación extraña, peligrosa y de la cual no se espera que se produzca grandes condiciones encima del cuadrilátero. El morbo parece ser el denominador en común alrededor de esta mentira. Mayweather y McGregor están dispuestos a cualquier cosa con tal de vender y de engañar. El boxeo ha caído en un punto más vergonzoso y deleznable de la historia.



En una soleada y calurosa tarde de verano en la casa de los Lakers de Los Angeles, Floyd Mayweather y Connor McGregor comenzaron a promocionar lo que ellos llaman una “pelea de boxeo” y lo que yo considero, con todo respeto para ambos, como “un circo”, una burla total y absoluta a un deporte serio, tradicional y lleno de historia como el boxeo.

A los 40 años de edad, Mayweather, considerado por la crítica como uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos, ha decidido volver al cuadrilátero y prestarse para un espectáculo que podría generar millones de dólares en ingresos. Enfrente, tendrá un doble campeón y una de las grandes estrellas la UFC, un irlandés que con base a su destreza en el octágono y a su gran personalidad ha logrado una carrera destacada en el mundo de las artes marciales mixtas.

Un boxeador ante un peleador, dos deportes de contacto, duros, a veces demasiado violentos, sangrientos, peligrosos, frente a frente en un zafarrancho del cual ningún experto sabe qué tipo de condiciones resultarán. La diferencia entre el boxeo y la MMA (por sus siglas en inglés) podría ser abismal. Mayweather es considerado uno de los grandes genios defensivos en la historia del boxeo, sin duda, el mejor de todos cuando se trata de quitarse golpes, utilizar la velocidad, las combinaciones, caminar sobre el ring y desesperar al rival. McGregor es un doble campeón simultaneo en la UFC -ha mantenido los títulos pluma y ligero de la Liga de las artes marciales mixtas- y lo ha hecho con condiciones fantásticas al momento de ir por arriba, entre ellas, según afirman los expertos de esta disciplina, la condición de tirar golpes con las manos o puñetazos.

Las opiniones están encontradas: hay quien dice que McGregor será incapaz de lastimar a Mayweather y hay quienes aseguran que el irlandés será, finalmente, tras 49 intentos fallidos de boxeadores auténticos, el hombre que ponga fin a la racha invicta del cinco veces campeón mundial de boxeo.
La pelea promete romper récord en ventas de “Pago por Evento” en televisión -100 dólares el precio del evento- y seguramente generará, gracias al morbo, una importante derrama económica a su alrededor. Los dos, tanto Mayweather como McGregor, han accionado “el botón” más importante de la industria de los deportes de contacto: uno que convierte el espectáculo en negocio y en dinero.
Para mi, la cita es una farsa. Es una forma -legal- de engañar y arrebatarle el dinero el aficionado, con base a una gran mentira. Las condiciones y los estilos de ambos no provocarán una pelea de alarido. Es, prácticamente, imposible que eso ocurra. Mayweather es muy bueno en lo que hace, pero lo hace basado en una forma que en los últimos tiempos no generó -de acuerdo a los estándares actuales- demasiado espectáculo en el ring y McGrehor puede ser uno de los mejores de las artes marciales mixtas, pero el boxeo es un deporte diferente. No hay manera que de esta combinación salga algo interesante.

Hace más de 40 años, Muhammad Ali, el más grande de los boxeadores que jamás existido, aceptó un espectáculo similar ante uno de los campeones de la lucha libre, el japonés Antonio Inoki. Ambos se enfrentaron en la Arena de Tokio el 26 de junio de 1976. Tras 15 rounds, aquello terminó siendo un espectáculo grotesco, los jueces decretaron un empate. Inoki era un campeón de lucha y de karate, lo que se considera el inicio de lo que hoy conocemos como artes marciales mixtas. La realidad es que se la pasó por el suelo del ring tirando patadas al gran Ali. Esta vez, la Maywetaher-McGregor no permitirá eso. Será con reglas totales y auténticas del boxeo, lo cual sin duda, le da una contundente ventaja al norteamericano. Mayweather ha sido acusado en su carrera por escoger rivales, por enfrentarlos en desigualdad, en el momento menos apropiado o bajo ciertas condiciones de peso. Esta vez, para superar la legendaria marca del ex campeón mundial completo Rocky Marciano, quien se retiró con una marca invicta de 49=0, Mayweather ha escogido a un peleador de la UFC.

El boxeo ha caído en lo más bajo, lamentable, penoso. Lo que ambos proponen es un circo, es un espectáculo donde la seriedad no existe y donde han puesto en entredicho la credibilidad de un deporte y también de uno de los mejores exponentes en la historia de ese deporte.


martes, 11 de julio de 2017

Taller Caligrafía Japonesa


Taller práctico de CALIGRAFÍA JAPONESA

KOTOWAZA, refranes japoneses
Después del pasado curso acerca de los proverbios japoneses compuestos únicamente por cuatro caracteres kanji, queremos seguir aprendiendo de sus sabias enseñanzas a golpe de pincel con este nuevo taller sobre los refranes japoneses, los llamados Kotowaza.

En esta ocasión trabajaremos caligrafías compuestas tanto por caracteres kanji como por Kana.

Este taller consta de 2 partes:

PARTE I - Iniciación - 10h. a 14h.
Aquellos que deseen asistir a este taller de Kotowaza deberán primero realizar esta iniciación.

Después de una breve explicación acerca de los materiales específicos para la práctica de la caligrafía, se comenzará por unos ejercicios introductorios que ayudarán al asistente a tomar conciencia de las nuevas herramientas de trabajo, así como de otros aspectos inherentes a la práctica como son la postura, respiración, ritmo y velocidad, carga de tinta del pincel... Estos ejercicios preparatorios son imprescindibles para poder realizar los 2 trabajos siguientes: caligrafía de caracteres Kana y caligrafía de caracteres Kanji en estilo regular Kaisho; propuestos para entender bajo la propia práctica las características símiles y diferentes de estos 2 tipos de escritura utilizadas en la lengua japonesa, y que aparecerán entonces en los Kotowaza.

* Existe la posibilidad de matricularse sólo a esta parte y no realizar la segunda, tomándose entonces este taller como una iniciación a la caligrafía japonesa totalmente complementaria a próximas clases, cursos o talleres.

PARTE II - 16h. a 20h.
Sólo aquellos que ya hayan hecho una iniciación podrán asistir a esta 2ª parte del taller.

Una vez comprendidos los rasgos y usos característicos de los caracteres Kana y Kanji trabajados en la 1ª parte del taller, dedicaremos la tarde a la escritura de los Kotowaza, en diferentes estilos que podrán ser elegidos por los alumnos, según su preferencia y nivel.

* Existe la posibilidad de matricularse sólo a esta parte sin realizar la primera, en caso de haber hecho una iniciación previa, no necesariamente el mismo día. También está disponible esta opción para alumnos regulares de Shodo Creativo.

Material incluido ( el pincel será obsequiado a los asistentes que vengan por primera vez )

Plazas limitadas - Cupo máximo 16 personas 

FECHA: domingo 27 de agosto

PRECIO: TALLER COMPLETO: 100€
PARTE I: 60€
PARTE II: 55€ (para alumnos con conocimientos previos) // 50€ (alumnos de las clases regulares de Shodo Creativo impartidas entre semana)

* Consultar por mail en caso de querer regalar la asistencia al curso a otra persona 

LUGAR: QUINTA DEL SORDOC/ del Rosario, 17
Metro La Latina o Puerta de Toledo

IMPARTE:
Elena 光 "Hikari"
Maestra Kyoju (con nivel 5º Dan) de caligrafía por la Fundación Nihon Shuji de Japón.

viernes, 7 de julio de 2017

Sociable es mejor

Apoyo
En lugar de crearte enemigos, intenta caerle bien a la gente y hacerle la vida agradable. Jamás pude entender a los que tratan mal a sus semejantes, se crean problemas a sí mismos innecesariamente y también se los crean a los demás.

La amistad, según La Cordaire, es el más perfecto de los sentimientos del hombre, pues es el más libre, el más puro y el más profundo. No es fácil vivir sin buenos amigos y quien pasa mucho tiempo sin algún amigo de verdad con quien sincerarse y compartir algunas confidencias corre el peligro de deteriorarse mental y físicamente.

La sociabilidad y facilidad para establecer una buena comunicación con los demás, con un diálogo abierto, cercano y acogedor, potencia y favorece nuestro bienestar general y la alegría de vivir como pocas cosas. Y es que los humanos somos animales sociales, y está demostrado que la convivencia gratificante es generadora de serotonina y, por lo tanto, de felicidad.

Cuando un grupo humano comparte sentimientos, aficiones o diversión, su disfrute llega al delirio. Los seguidores de un equipo de fútbol o de otro deporte o de un artista lo demuestran constantemente. Mantener el interés y la curiosidad, ya sea por lo que nos sucede en el día a día, como por acontecimientos extraordinarios, nos da la vida. Somos así…

Bernabé Tierno

David Vallejo

martes, 4 de julio de 2017

Florecer en la adversidad

Resiliencia: florecer en la adversidad

Renacer, como el Ave Fénix, volver a empezar después de una pérdida. Seguir tirando a pesar de las adversidades de la vida…
Había una vez dos ranas que cayeron en un recipiente de crema. Inmediatamente sintieron que se hundían …. Al principio, las dos patalearon en la crema para llegar al borde del recipiente pero era inútil ….
Una de ellas dijo: —No puedo más. Es imposible salir de aquí …Ya que voy a morir, no veo para qué prolongar este dolor… qué sentido tiene morir agotada por un esfuerzo estéril. Dicho esto, dejó de patalear y se hundió con rapidez.
La otra rana se dijo: —¡No hay caso! Nada se puede hacer para avanzar. Sin embargo, ya que la muerte me llega, prefiero luchar hasta mi último aliento ….
Y siguió pataleando y chapoteando siempre en el mismo lugar. De pronto, de tanto patalear… la crema se transformó en manteca. La rana dio un salto y llegó hasta el borde del pote. Alegremente regresó a su casa.
¿Qué es la resiliencia?
La resiliencia es la capacidad humana de afrontar situaciones difíciles. Es la habilidad para resurgir de la adversidad, saber  adaptarse, sobreponerse, recuperarse   e incluso salir fortalecido aprovechando estas circunstancias negativas para fortalecerse a partir de una situación de riesgo y transformarla  en éxito individual, social y moral.
¿Por qué algunas personas logran salir adelante después de haber sufrido situaciones adversas en sus vidas, traumas y amenazas graves contra su salud y su desarrollo mientras que  otras quedan seriamente afectadas para el resto de sus vidas?
El cuento Las ranitas, de Mamerto Menapace, ilustra  muy bien el comportamiento resiliente.
La resiliencia es la capacidad para afrontar la adversidad y lograr adaptarse bien ante las tragedias, los traumas, las amenazas o el estrés severo. Es el convencimiento que tiene un individuo en superar los obstáculos de manera exitosa sin pensar en la derrota a pesar de que todas las expectativas estén en contra (siguiendo el ejemplo de la fábula, lo podemos ver claramente en la segunda rana)  ya que gracias a la perseverancia y confianza puede surgir un comportamiento ejemplar en una situación de incertidumbre con un resultado altamente positivo (E.Machacon 2011 aspectos vividos Nov-Dic 2010).
Las personas resilientes, al igual que la segunda rana, superan situaciones adversas. Sin embargo, esto no es así en las personas vulnerables, que, ante las mismas situaciones, no saben cómo enfrentarlas y terminan frustradas y hundidas (como hemos podido comprobar con el comportamiento de la primera rana). Gracias a la resiliencia, las personas logran por lo general, sobreponerse a esos sucesos y adaptarse bien a lo largo del tiempo.
¿De dónde surge el término resiliencia?
Su origen etimológico procede del latín “resilire” que significa comprimirse o desplegarse como un muelle, término que fue tomado por la Ingeniería, La mecánica, la Traumatología y la Neurociencia.
El término resiliencia  desde la ingeniería,  se refería  a la capacidad de un material para adquirir su forma inicial después de someterse a una presión que lo deformaba. Desde  la mecánica y la física de los materiales, la resiliencia se usa para expresar la capacidad de recuperación de un material que ha estado sometido a un esfuerzo, y desde la traumatología, se refiere a la capacidad que tiene un hueso después de roto para recomponerse y seguir creciendo. Esto aplicado a los seres humanos, describe la capacidad de sobreponerse a las dificultades y recuperarse de los traumas. Tal como un objeto abollado recobra su forma primitiva si tiene la suficiente elasticidad, los seres humanos dotados de una resiliencia natural o adquirida serán capaces de salir adelante después de una experiencia vital traumática.
¿En qué situaciones se pone a prueba esa capacidad de resistencia que caracteriza al ser humano?
Esa capacidad de resistencia que posee un individuo para mantenerse en pié de lucha  frente a las adversidades, con grandes dosis de perseverancia, tenacidad, actitud positiva y acciones que le permiten avanzar en contra de la corriente y superarla, se prueba en situaciones de fuerte y prolongado estrés, como por ejemplo el debido a la pérdida inesperada de un ser querido,  una enfermedad grave, al maltrato o abuso psíquico o físico,  al  abuso sexual, al abandono afectivo, al fracaso, a las catástrofes naturales, el terrorismo,  la pobreza  extrema,  la pérdida de trabajo, problemas financieros serios. Estos son sucesos que no dejan indiferente a nadie, sino que tienen un gran impacto en las personas, produciendo una sensación de inseguridad, incertidumbre y dolor emocional. La resiliencia es un proceso dinámico que tiene como  resultado la adaptación positiva en estas situaciones  de gran adversidad , mediante el cual las personas  logran sobreponerse y adaptarse bien a la realidad, saliendo adelante.
¿Como es el perfil de una persona resiliente?
Una persona resiliente se caracteriza por tener un estilo de pensamiento  realista, exacto y flexible.
Cometen menos errores de pensamiento (como la exageración o sacar conclusiones precipitadamente, sin evidencias que las corroboren)
Interpretan la realidad de un modo más exacto que las personas menos resilientes.
Toman cada circunstancia adversa como un desafío que pone a prueba todas sus potencialidades, haciendo como decía Leopoldo Marechal “hacer de la pena la rosa” y no como una desgracia que le lleva a la popular frase “esto tenía que pasarme a mi”.
Reemplaza el temor a no poder por el reto de pasar airosamente cada prueba.
Es capaz de generar sus propios recursos para salir fortalecido de situaciones que no son tomadas como la fatalidad de un destino sino como un desafío que alecciona y estimula.
Las personas resilientes tienen un común denominador: han desarrollado un alto nivel de confianza en sí mismos y se proyectan hacia adelante para conseguir los objetivos que se han propuesto, porque saben que pueden conseguirlos.
Son constantes y perseveran hasta lograr la meta y se adaptan a la situación difícil buscando proactivamente la salida.
¿Con qué factores de personalidad está relacionada la resiliencia?
La resiliencia está relacionada con la autoconfianza, la flexibilidad, la orientación al logro y la perseverancia:
Las personas  resilientes suelen ser más equilibradas frente a las situaciones de incertidumbre y estrés, soportan mejor la presión y se enfrentan a los retos con mayor compromiso y proactividad. A su vez esto les permite una fuerte sensación de control sobre los acontecimientos y sana autoestima que les permite estar mas abiertos a los cambios porque toleran mejor la incertidumbre ya que tienen la seguridad de que saldrán adelante.  Por el contrario, las personas que carecen de resiliencia quedan atrapadas en los circuitos del miedo, sintiéndose incapaces de adaptarse porque generan mayor ansiedad.
¿Existe una base biológica que pueda explicar la resiliencia?
Decía Tim Guénard: “El hombre es libre de alterar por completo su destino para lo mejor o para lo peor. Yo, hijo de alcohólico, niño abandonado, he hecho errar de golpe a la fatalidad. He hecho mentir a la genética. Éste es mi orgullo”.
Todos tenemos una potencialidad innata para ser resilientes, pero cada uno tiene un potencial configurado por su base biológica cerebral y por el desarrollo de capacidades.
¿Qué áreas cerebrales están implicadas en la resiliencia?
La corteza prefrontal está implicada en la motivación y búsqueda de satisfacción poniendo en marcha los circuitos del placer mediante el cumplimiento de metas. Cuando está inhibida la amígdala cerebral, se inhiben estos mecanismos potenciadores con la consiguiente incapacidad de experimentar motivación. Cuando los pensamientos son negativos, se genera cortisol en exceso y se ponen en marcha los circuitos de la ansiedad y el miedo, contrariamente a cuando el pensamiento es de placer que se genera oxitocina, llamada la hormona de la confianza.
Por tanto, vemos que hay cerebros bioquímicamente más resilientes que otros por el tipo de neurotransmisores que fabrican según su forma de pensar pero también se conoce que existe un tercio de la población que nace con un gen transportador 5HT2 que se considera un factor de protección frente a las situaciones adversas.
¿Se puede aprender a ser resiliente?
La resiliencia no es algo que una persona tenga o no tenga, sino que implica una serie de conductas y formas de pensar que cualquier persona puede aprender y desarrollar.
En nuestra interacción con nuestra madre, se inicia el aprendizaje  de la resiliencia, ya que es desde ese momento, cuando empezamos a crear una autoestima positiva, cuando tenemos nuestras necesidades satisfechas, nos sentimos amados  incondicionalmente, recibimos protección y consuelo frente a los peligros externos, conseguimos gestionar mejor y moderar nuestra angustia, que es la reacción natural e inicial frente a sucesos traumáticos.
Tener una madre que nos brinde ese apoyo, esa red de seguridad, nos brinda una base emocional equilibrada. Así mismo, la relación con nuestro padre, y demás cuidadores, ayudan (o dificultan) el fortalecimiento de nuestra fortaleza  mental  y capacidad para superar las adversidades.
Cuando en nuestro entorno cercano, familiar, educativo, tenemos ejemplos de personas que nos transmiten estas enseñanzas, en lugar de dejarse hundir por las adversidades, incorporamos la resiliencia de manera natural.
¿Y si no hemos tenido esos ejemplos de niños?
Si no hemos tenido esos ejemplos de chicos, no significa que no podamos incorporarlos siendo adultos. La resiliencia, al igual que la Inteligencia Emocional, al igual que la  autoestima o las habilidades sociales, son fortalezas que se pueden aprender, incorporar  y mejorar a cualquier edad.
Desarrollar la resiliencia es un proyecto de crecimiento y superación personal  que implica trabajar sobre aspectos muy profundos, como por ejemplo autoconcepto moral,  la autoregulación emocional, la percepción desarrollada a partir de las experiencias vitales, la responsabilidad, etc.
El modo de afrontar una situación adversa depende tanto de la parte genética como de lo desarrollado por la propia experiencia y educación ambiental. Tan importante es un aspecto como otro para el resultado final.
Las personas resilientes se crecen sacando fuerzas internas en su gran deseo de vivir y superación, pudiendo aún con grandes dificultades superar las adversidades, para ello desarrollan al máximo sus capacidades a partir de su gran motivación positiva por salir adelante.
¿Se puede prevenir y desarrollar la resiliencia sin necesidad de tener que sufrir situaciones traumáticas?
Sin necesidad de tener que sufrir situaciones traumáticas que nos puedan hacer sobrevivir o hundirnos, podemos llegar a entrenar diversas capacidades que nos permitan desarrollar y aumentar nuestra resiliencia.
Establecer contactos sociales y redes de apoyo personales
Tener diversas y buenas relaciones personales permite crear una red de apoyos emocionales muy importantes ante las adversidades de la vida.
Ver las crisis como oportunidades que nos fortalecerán
Creer que superaremos las crisis saliendo crecidos nos hace mantener la calma y tener una actitud constructiva para su solución.
Aceptar que los cambios forman parte de la vida
La vida está constituida por frecuentes cambios, aciertos y errores, aprendemos de los errores para poder solucionar los problemas y así aumentar nuestras destrezas.
Actuar para conseguir metas realistas
Marcándonos pequeñas metas asequibles iremos aumentando nuestra confianza personal en nuestras habilidades para conseguir metas progresivamente más complejas.
Ante las dificultades siempre actuar con calma
Cuando nos encontremos con obstáculos debemos actuar con tranquilidad y no ceder abandonando la acción o bloqueándonos.
Ponernos a prueba ante los problemas
Es posible que nos conozcamos mejor afrontando nuevos problemas o situaciones desconocidas, descubriendo habilidades propias que no habíamos puesto nunca a prueba.
Ser positivo consigo mismo
Mantener una actitud positiva consigo mismo permite aumentar la autoestima y por ello favorece la resiliencia personal.
Relativizar con perspectiva las situaciones difíciles
Mirar con perspectiva permite relativizar los problemas más graves con lo que hace posible su mejor abordaje.
Mantener siempre la esperanza
Fijarse visualizando lo que se desea conseguir en lugar de ver lo que se teme hace que estemos más tranquilos y más cerca de conseguirlo con nuestro esfuerzo personal.
Cuidarse
Para conseguir sentirse bien consigo mismo es muy importante cuidarse a diario, así como disfrutar haciendo actividades placenteras que le aumenten sus ganas de vivir.
Características de las personas resilientes
Las personas resilientes poseen tres características principales: saben aceptar la realidad tal y como es; tienen una profunda creencia en que la vida tiene sentido; y tienen una inquebrantable capacidad para mejorar. Pero además, presentan las siguientes habilidades:
Son capaces de identificar de manera precisa las causas de los problemas para impedir que vuelvan a repetirse en el futuro.
Son capaces de controlar sus emociones y pueden permanecer centrados en situaciones de crisis.
Saben controlar sus impulsos y su conducta en situaciones de alta presión.
Tienen un optimismo realista. Es decir, piensan que las cosas pueden ir bien, tienen una visión positiva del futuro y piensan que pueden controlar el curso de sus vidas, pero sin dejarse llevar por la irrealidad o las fantasías.
Se consideran competentes y confían en sus propias capacidades.
Son empáticos. Es decir, tienen una buena capacidad para leer las emociones de los demás y conectar con ellas.
Son capaces de buscar nuevas oportunidades, retos y relaciones para lograr más éxito y satisfacción en sus vidas.
Tienen una buena autoimagen.
Se critican menos a sí mismas.
Están menos predispuestas a la depresión.
¿Qué contribuye a que una persona sea más resiliente?
El apoyo emocional es uno de los factores principales. Tener en tu vida personas que te quieren y te apoyan y en quien puedes confiar te hace mucho más resiliente que si estás solo.
Permitirte sentir emociones intensas sin temerlas ni huir de ellas, y al mismo tiempo ser capaz de reconocer cuándo necesitas evitar sentir alguna emoción y centrar tu mente en alguna distracción.
No huir de los problemas sino afrontarlos y buscar soluciones. Implica ver los problemas como retos que puedes superar y no como terribles amenazas.
Una persona con inteligencia emocional, tiene muchas más posibilidades de superar adversidades, superar duros golpes en la vida, sin permitir que esto le afecte a nivel físico y emocional.
¿Qué herramientas necesitamos para afrontar una adversidad?
Es importante tener presente con qué herramientas se cuenta, a la hora de enfrentar una adversidad: Existen tres herramientas principales que son: yo tengo, yo soy y yo puedo.
Desde los vínculos (Yo tengo):
  • Personas que me quieren
  • Personas que me ponen límites
  • Modelos para actuar
  • Personas que quieren que sea autónomo
  • Personas que me auxilien, si estoy en peligro
Desde lo personal (Yo soy)
  • Alguien que otros quieren
  • Feliz cuando hago algo bien
  • Respetuoso de mí mismo y del otro
  • Dispuesto a responsabilizarme de mis actos
  • Seguro respecto a que saldré bien
Desde las habilidades sociales (Yo puedo)
  • Hablar sobre lo que me asusta
  • Buscar maneras de resolver mis problemas
  • Controlarme cuando tengo ganas de hacer algo peligroso
  • Buscar el momento apropiado para actuar o hablar
  • Encontrar a alguien que me ayude
¿Cuáles son los derechos personales que tenemos para consolidar la resiliencia?
Todas las personas tenemos derechos personales como por ejemplo:
  • A ser tratados con dignidad y respeto.
  • A equivocamos y ser responsables de nuestros propios errores.
  • A tener nuestras propias opiniones y nuestros propios valores
  • A tener nuestras propias necesidades, tan importes como las de los de demás
  • A experimentar y expresar nuestro pensamiento propio, así como a ser sus únicos jueces.
  • A cambiar de opinión, idea o línea de acción.
  • A protestar cuando somos tratados con injusticias
  • A intentar cambiar lo que no nos satisface.
  • A detenernos a pensar antes de actuar.
  • A pedir lo que queremos.
  • A hacer menos de lo que humanamente somos capaces de hacer.
  • A ser independientes.
  • A decidir qué hacer con lo  que es nuestro, con nuestro propio cuerpo y nuestro tiempo.
  • A sentir y expresar el dolor.
  • A ignorar los consejos.
  • A rechazar peticiones sin sentirnos culpables o egoístas.
  • A estar solos aún cuan do otros deseen nuestra compañía.
  • A no justificarmos ante los demás.
  • A no responsabilizarse de los problemas ajenos.
  • A no anticiparse a las necesidades y deseos de los otros ni estar pendientes de su buena voluntad.
  • A elegir no comportarnos siempre de una manera positiva o socialmente convencional
¿Como podemos saber si somos personas resilientes?
Las siguientes afirmaciones pueden ayudar a descubrirse resiliente o no:
Cuando sufro una derrota, examino mis limitaciones para que no vuelva a suceder.
Cuando tengo un problema serio, lucho.
Cuando alcanzo el éxito, siento que comparto el mérito con todos los que participaron conmigo.
Cuando sobrevienen cambios, los tomo como un desafío interesante.
Si me piden ayuda es porque cuentan conmigo.
Yo me encuentro optimista.
Actúo de acuerdo con lo que constituyen mis metas.
Mi vida está llena de sentido.
La mayor parte del tiempo controlo mi vida.
Cuando enfrento desafíos nuevos, espero el mejor momento para actuar.
Mis fortalezas, cuando estoy en dificultades, son mis recursos internos y mi experiencia.
Para encarar un problema, me aproximo metódicamente.
Cuando resuelvo el problema, guardo mi experiencia, la perdono y la olvido.
LOS 9 PILARES DE LA RESILIENCIA
Autoestima Consistente: Tener una sana autoestima, es la principal base para conseguir ser una persona resiliente.
Introspección: es la capacidad de preguntarnos a nosotros mismos y darnos respuestas honestas, sin excusas, sin victimismos, con responsabilidad, sin ver las situaciones peores de lo que en realidad son.
Independencia: consiste en la capacidad de mantener un alejamiento emocional y físico, de las situaciones conflictivas.
Sociabilidad: una persona capaz de relacionarse con los demás, puede dar y recibir afecto, incluso en los momentos más duros de su vida y en las peores circunstancias externas. La baja autoestima y la autoestima exagerada son impedimentos para una sana capacidad de relacionarse.
Autoexigencia: esta capacidad, nos habla de las personas que a pesar de estar en momentos duros, consiguen tener iniciativa para superarse, para marcarse retos, para ir creciendo sin importar el medio en el que se encuentren.
Humor: poder reírnos de nuestros propios problemas, de nuestros propios errores, es algo fundamental. Nos evita o distrae temporalmente de las emociones negativas para asi superar situaciones desfavorables.
Creatividad: incluso en las situaciones más caóticas, se pueden encontrar soluciones y salidas creativas a la realidad en la que podemos estar inmersos.
Mantener Valores: cuando somos capaces de mantener vivos nuestros valores, sin ir en nuestra propia contra, aunque los demás lo hagan, tendremos la seguridad de salir mentalmente sanos de muchas adversidades.
Pensamiento Critico: cuando tenemos esta cualidad, somos capaces de analizar las situaciones, desde fuera, para tomar las decisiones adecuadas, responsabilizarnos del resultado de nuestras acciones y emprenderlas cuando sea necesario.
Autora: Maria Teresa Vallejo Laso
David Vallejo

sábado, 1 de julio de 2017

Practica Muay Thai estando embarazada de 8 meses

Caley Reece revoluciona las redes y los deportes de contacto y practica Muay Thai estando embarazada

Caley Reece
Caley Reece es una luchadora australiana de Muay Thai que compitió en peso pluma y peso ligero, y que actualmente está retirada del mundo de la lucha.
Comenzó luchando en Australia antes de hacerse con cuatro campeonatos del mundo.
Llegó a casarse con su entrenador Darren Reece en 2011, y ahora la ex de los deportes de contacto, revoluciona las redes sociales mientras entrena embarazada.
Caley Reece se mantiene invicta con 20 victorias y demuestra que no hay limites que valgan a la hora de practicar su deporte favorito.
Hay críticas de todos los tipos, y aunque muchos no estén de acuerdo en entrenar en su estado, Caley está considerada como una referente en esta disciplina.

Embarazo vs Deportes de contacto

Muchos aseguran que la práctica de deportes de contacto embarazada supone riesgos para el feto. Sin embargo, Caley asegura que los golpes no van al feto, que es una manera de hacer ejercicio y seguir entrenando las extremidades. La luchadora dice que el Muay Thai es igual de saludable que cualquier otro deporte. Que además de liberar adrenalina y estrés, es una manera muy efectiva de mantenerse en forma.
No existe más peligro practicando Muay Thai que yendo a nadar a la piscina por ejemplo. Durante las sesiones, el estómago no gira, sólo giran las caderas y los pies.
Es cierto que la luchadora se encuentra en la semana 38 de su embarazo, y que podría dar a luz en cualquier momento.
Sin embargo, cada uno es dueño de su cuerpo y conoce sus propios limites.
David Vallejo

lunes, 26 de junio de 2017

Yohanna Alonso: "No tengo fuerzas para rendirme"


Es Guardia Civil y una apasionada de las artes marciales. Este año se ha alzado como campeona del mundo de Muay Thai, un deporte que le ha dado momentos de “gloria”, aunque también más de un “dolor de cabeza”
-¿De qué pecados te confiesas?-De muchos. Te podría hacer una lista de ellos, pero bueno, siempre hay que aprender y corregir errores.
-Subcampeona en 2016, este año has conseguido colocarte en el número 1, ser reconocida como campeona del mundo. ¿Qué ha supuesto para ti?-Agradecimiento a todos los que han estado conmigo, a todos los que me han apoyado y me han ayudado para llegar hasta ahí, porque ha sido muy difícil. Es un campeonato más para sumar a la lista. Hay que seguir mejorando y consiguiendo más metas.
-Y un reconocimiento al esfuerzo…-Sí, eso es, pero más una satisfacción personal para seguir creciendo como deportista.
-Eres, además, titulada en otras siete artes marciales. Creo que tus padres lo que querían era que hicieras gimnasia rítmica, ¿cuándo y cómo decides que tu camino iba a ser bien diferente?-A mí siempre, desde pequeñita, me habían llamado la atención las artes marciales. En mi casa mi padre y mi hermano practicaban lucha leonesa. Mi hermano competía en Jiu-Jitsu y cuando venía a casa nos pegábamos, entrenábamos juntos, aunque mi padre me obligaba a hacer gimnasia rítmica. Ya con 17 años, después de tanta insistencia por mi parte, me dijo: “vete, entrena, mira a ver si con un poco de suerte cobras y vuelves para casa”, y no fue así. Fui y no volví.
-Tus éxitos en lo deportivo han venido acompañados de premios y reconocimientos. Sin embargo, en una entrevista reciente asegurabas que el Muay Thai te ha dado más tristezas que alegrías, ¿por qué?-Porque la gente igual solo ve esos momentos, entre comillas, de gloria, en los que te alzan las manos y te ponen un cinturón. Nadie ve todo el esfuerzo que hay debajo de que tú consigas eso y a veces te trae muchos dolores de cabeza, muchos disgustos y muchos sacrificios. A veces te da más tristezas que alegrías.
-¿Has pensado alguna vez: “hasta aquí, lo dejo”?-Sí, pero bueno, como soy muy cabezona por naturaleza y estoy rodeada de gente que me ayuda y me impulsa hemos continuado para adelante, y como yo siempre digo: no tengo fuerzas para rendirme.
-Compatibilizas el deporte, la competición, con tu trabajo como Guardia Civil en Cistierna. Te has especializado, además, en violencia de género, ¿qué te ha llevado a esto?-El hecho de ver cómo conseguía empatizar con las mujeres a la hora de trabajar con ellas y que les llegaba de una manera mucho más fácil que algunos de mis compañeros, y ya que tenía ese don, por llamarlo de alguna manera, intenté enfocarlo, y optimizarlo para poder trabajar con ellas, por eso hice el postgrado. Además de ayudarlas a ellas también me valió mucho para mí misma.
-Eres también monitora de defensa personal para mujeres víctimas de malos tratos, entrenadora nacional y monitora para tus propios compañeros de la Guardia Civil, ¿qué es lo que más te atrae de esta parte que tiene más que ver con la enseñanza, con el aprendizaje?-El hecho de que cuando empiezas a darles la clase o a instruirles ves que no saben hacer nada o poco. Claro, depende de quién, mis compañeros sí, pero cuando trabajas con mujeres ves que no saben hacer nada y que después de estar una hora o dos trabajando con ellas por lo menos lo básico lo hacen, se coordinan, se mueven, se corrigen… La satisfacción de ver que puedes conseguir llegarles y que puedes enseñarles es maravillosa.
-¿Tienes algún ritual, hay algo que no falte para ti antes o después de un combate?-Antes, la danza de Wai Kru que me enseñó mi maestro, y miro al cielo y le pido a mi madre que me cuide. Después tengo que comer chocolate para celebrarlo.
-Has protagonizado el calendario de la Asociación Española Contra el Cáncer, ¿qué te animó a tomar esta decisión?-Las ganas de ayudar, de intentar aportar un granito de arena, aunque sea pequeño. No solo hemos ayudado con los calendarios, sino con actos benéficos, con seminarios de defensa personal… lo que se ha recaudado se ha donado y todo lo que se pueda hacer por poquito que sea es bueno.
-También te ha tentado el séptimo arte. Eres coreógrafa de cine de acción y artes marciales y has participado como actriz en un corto, ‘Nueva Carne’, ¿te gustaría profundizar más en esta vía?-Sí, es divertido. Aparte de ese corto hemos grabado también un reality que se emitirá próximamente, a partir de septiembre. Es distinto, es algo que no es lo que tú tienes en tu día a día y, ¿por qué no? Si se puede hacer, pues adelante, yo nunca digo que no a nada.
-Por último, eres campeona de España de Bricpol, un sistema de defensa personal y policial nacido en León y llevado a la competición, ¿hay algo que se te resista?-Te podría hacer otra lista igual que con los pecados. Se me resisten muchísimas cosas, pero bueno, quizá el tesón y las ganas diarias de mejorar es lo que me hace poco a poco ir escalando peldaños, y que no nos falten esas ganas todos los días para seguir mejorando.
David Vallejo
Respetar a todos y a las personas que no practican tu estilo y/o pertenecen o no a otra federación, es fundamental.
No se hace distinción de estilos, federaciones, organizaciones y asociaciones.
Nadie es tan perfecto para criticar a los demás.
David Vallejo (Budokan Sevilla Dojo) www.budokansevilla.com